Que Pep Guardiola es uno de los mejores técnicos nadie lo pone en duda. Siempre se espera que mejore los registros del equipo del que coja el timón. Y en el Manchester City no iba a ser diferente. ¿Pero lo ha hecho?

Txiki Beriguistain, director deportivo del club, dijo “lo más importante es que al margen de los títulos, el City sea reconocido por su forma de jugar”. En ello está el de Santpedor, que ya lo consiguió con su Barcelona del alma, bautizado como el Pep Team, así como con el Bayern Munich. Los ‘citizen’ comenzaron muy bien la temporada, con diez victorias en los primeros diez encuentros. Vencieron al Sunderland, Stoke City, West Ham, Manchester United, Bournemouth y Swansea en liga, a éste ultimo también en la Copa. Al Steaua por partida doble en la previa de la Champions  y al Borussia Mönchengladbach en la liguilla de grupos que hicieron que el equipo sumara una media de 0,6 goles encajados por encuentro.

Esta racha es un hito en la historia del City y en la suya propia, ya que como técnico no había conseguido nunca un inicio tan prometedor. Sólo estaba a una del récord de la Premier que posee el Tottenham de la temporada 1960-1961 con Bill Nicholson al frente, que hizo pleno de once victorias seguidas. Vio el récord pero no llegó a tocarlo ya que en su camino se cruzó el Celtic en el segundo encuentro de la liguilla de Champions el pasado 28 de septiembre. Empate a tres y adiós opciones de récord.

Lo más importante es que a partir de ahí el equipo se vino abajo: encadenó cinco consecutivos sin conocer la victoria (la peor racha de Pep en los banquillos) haciendo que la media de goles encajados ascendiera a 2,2 por partido hasta que el 29 de octubre vencieron a domicilio al Albion en liga 0-4 y desde entonces no conoce la derrota. Ganó al Barcelona en el Etihad, empató ante el Middlesbrough y doblegó al Crystal Palace para ayer volver a empatar ante el Borussia Mönchengladbach y clasificarse para octavos de la Champions como segundo de grupo.

Uno de los factores del corto pero intenso bache que tuvo fue que siempre que había empezado por debajo en el marcador nunca fue capaz de remontar, pero eso se desvaneció ante la visita del Barça, donde empezó perdiendo 0-1 para acabar imponiéndose 3-1. Donde sí que ha de mejorar es en su imagen como visitante. El equipo tiene menos posesión, dispara menos y por el contrario, recibe casi el doble que como local. Pep no deja de innovar e ir cambiando para intentar sorprender a sus adversarios. Si en sus tres años en el Bayern usó un total de 23 sistemas de juego diferentes, en lo que lleva en el banquillo inglés suma cuatro: ha jugado con delanteros, sin ninguno, sin laterales, ha utilizado jugadores de ‘falsos’ nueve, …

Y los números están ahí, de las doce primeras jornadas disputadas de la Premier, el City tiene ocho victorias, tres empates y una derrota sufrida ante el Tottenham. Ocupa el tercer puesto de la tabla con 27 puntos a uno del líder, el Chelsea.

Si repasamos sus anteriores arranques ligueros en el mismo número de encuentros, en Barcelona y Munich veremos que hubo de todo. La temporada 2008-09 empezó perdiendo ante el Numancia, sumó un empate para despegar con nueve victorias seguidas de otro empate, que con 29 puntos firmaron uno de los mejores arranques ligueros en la historia del club y que acabó rubricado con su primer título liguero como técnico. El año siguiente, la 2009-10, sumó 30 puntos en 9 victorias, 3 empates, 0 derrotas. En la 2010-11, 31 puntos en 10 victorias, 1 empate y 1 derrota para acabar siendo tricampeones. Y en la 2011-12, 28 puntos repartidos en 8 victorias, 4 empates, 0 derrotas que acabaron sin Liga.

Guardiola, espera hacer historia en el City (AP)

Guardiola, espera hacer historia en el City (AP)

En Alemania, la primera temporada, 2013-14,  sumó 32 puntos con diez victorias y dos empates que acabó con la consecución de su primera Bundesliga. La segunda temporada, 2014-15 y segunda Bundesliga, 30 puntos en nueve victorias y tres empates. Y la tercera y última, 2015-16, 34 puntos con once victorias y un empate que alzaba al equipo bávaro como tricampeón y a Pep como el primer entrenador extranjero en lograrlo.

En sus últimas declaraciones ante los medios, no descartó estar diez años en el club, matizando que todo dependerá de lo satisfecho que esté el club con su trabajo y de cómo se sienta él. Porque si hay algo que puede más que el éxito profesional, es el personal y Guardiola se autoexige más que nadie.

Sobre El Autor

Redactora, experta en fútbol femenino

De pequeña me despertaba el himno del Barça que se colaba por mi ventana y me dormía cansada de darle patadas al balón mientras imaginaba un futbol femenino de repercusión. Y como #SoñarEnGrande me gusta, aquí estamos para dar un empujoncito. Culé de nacimiento, viviendo el deporte con pasión.

Artículos Relacionados