El goleador David Trezeguet, uno de los 100 mejores jugadores de la historia según la FIFA, está a punto de colgar las botas.

El club de sus amores le insinúa el final de su carrera. Los directivos de los millonarios, los dueños del River Plate, le acaban de anunciar a David Trezeguet que no cuentan con él para formar su plantilla de la próxima temporada. El francoargentino soñaba con retirarse del fútbol en el Estadio Monumental pero no tan pronto, no ahora, y es que colgar las botas cuesta y mucho.

“Quiero retirarme del fútbol en River.” – David Trezeguet

En Argentina se rumorea que antes del Mundial la idea en River era mantener un año más a Trezeguet, en agradecimiento a sus goles hace dos temporadas cuando sirvieron para que los millonarios regresaran a la Primera División tras su histórico descenso de categoría. Y ahora, este cambio de opinión de la directiva, al parecer, podría estar motivado por la mala relación entre David Trezeguet y Fernando Cavenaghi, el líder del vestuario de River y máximo goleador de un equipo que acaba de ganar la Primera División.

Así pues, uno de los grandes delanteros de la historia del fútbol está viviendo el final de su carrera deportiva. David Trezeguet medita ahora entre su retirada o jugar un año más en Italia, en el Calcio, donde triunfó con la Juventus y donde nunca le faltarán ofertas. Lo cierto es que cuando decida no volver a ponerse sus botas de forma definitiva lo podrá hacer bien tranquilo y satisfecho por lo conseguido: 2 Ligas de Francia con el AS Mónaco, 2 Ligas de Italia con la Juventus, también 2 Supercopas italianas con los transalpinos, y con Les Blues, la selección francesa, una Eurocopa, un Mundial y un subcampeonato del Mundo.

David comenzó jugando en las categorías inferiores del Platense en Argentina con el sueño de llegar a ser el goleador de su River Plate, club del que siempre fue hincha. Sin embargo, aprovechando su nacionalidad francesa y teniendo en cuenta que su padre Jorge Trezeguet, exfutbolista de la década de los 70 y representante, muy pronto viajó a Europa.

Su primer equipo en Europa fue el AS Mónaco donde ganó dos Ligas y formó un equipo de ensueño con Barthez bajo palos, Christanval y Thuram en defensa, Emmanuel Petit en el centro del campo y en ataque acompañando a Trezeguet, Sonny Anderson y un auténtico killer como Thierry Henry. La temible delantera del Mónaco Trezeguet-Henry al poco tiempo se convirtió en el ataque de Francia que consiguió ganar el Mundial 1998.

Tras su tremendo éxito en Francia, David se marchó al Calcio para demostrar que iba a ser uno de los grandes delanteros de la historia. En la Juve estuvo 11 años entre 1999 y 2010. Trezeguet, con su dorsal 17, se consolidó como uno de los grandes delanteros de Europa ganando Ligas, Supercopas y la Eurocopa de 2000. En el equipo italiano jugó con Zidane, Buffon, Nedved, Cannavaro… y un sinfín de grandes futbolistas. Como jugador de la Juve fue a la Euro 2000 donde la maravillosa Francia de Barthez, Thuram, Zidane y compañía volvió a alzarse con el título.

Deschamps levanta Eurocopa 2000

David Trezeguet fue protagonista de la Francia campeona de la Euro 2000

La época del gran David pasó, pero él siempre intentó seguir disfrutando de su mayor pasión: el fútbol. En 2010, fichó por el Hércules en Primera División, donde marcó 12 goles pero no consiguió salvar a su equipo del descenso. Entonces, Trezeguet se fue el fútbol árabe tras recibir una gran oferta del Baniyas de Arabia, donde apenas jugó debido a sus lesiones.

Y hace dos años el delantero francoargentino decidió volver a casa. Regresó a River Plate para que el equipo de su vida volviese a Primera División tras un descenso dramático. Trezeguet con sus goles consiguió ascender con River, su último gran éxito deportivo. La temporada pasada el goleador emigró a Newell’s cedido por su mala relación con el entrenador por entonces de River y ahora pensaba regresar a su amado club para terminar allí jugando al fútbol. Lamentablemente, no será así.

En los próximos días conoceremos la decisión de David, mientras, en TresCuatroTres recordamos los mejores momentos de un auténtico crack.