Hace varias temporadas que los clubes perdieron cierta fe en el mercado de invierno. Si bien las primeras temporadas de este invento los equipos se lanzaban al dispendio desenfrenado, la crisis económica y la sucesión de fracasos demostraron que esta ventana de intercambios debe ser tomada con cautela, contratando solo lo que se vea necesario. No obstante, algunas piezas importantes llegaron a sus clubes en invierno, como Davids, que salvó al Barça de Rijkaard, Marcelo, que ha conseguido ser una pieza fundamental del Real Madrid, o Tiago, importantísimo en los últimos años exitosos del Atlético.

Esta temporada se han registrado pocos gastos, ningún fichaje superior a 10 millones de euros y 20’55 millones entre toda la Liga BBVA. Aunque ha habido más rumores que nombres, entre los equipos pequeños ha habido incorporaciones de lo más interesante que pueden provocar cambios sustanciales en la clasificación durante esta segunda vuelta.

Muy pocos movimientos en los cuatro equipos de la zona Champions. El Barça ha aprovechado para inscribir a los ya fichados Arda Turan y Aleix Vidal, pero no ha concretado los fichajes de Nolito o Denis Suárez, que tanto se rumorearon. También en el Real Madrid surgieron rumores de incorporaciones ante la sanción FIFA, sin que nada se moviera en realidad. El Villarreal intentó la cesión del multideseado Cheryshev sin éxito, y solo el Atlético de Madrid ha incorporado nuevos jugadores: el ya previsto Kranevitter y Augusto Fernández, del Celta, que llegó para cubrir el hueco dejado por Tiago en la creación del mediocampo. La mala suerte ha querido que tras unos pocos partidos se haya lesionado y vaya a volver casi al mismo tiempo que el propio Tiago.

Aleix Vidal y Arda Turan

De entre los que luchan por Europa, el Athletic es el único que no tendrá caras nuevas. Mientras, el Sevilla se ha dedicado a recuperar caras conocidas: Diogo y Fazio volverán a vestir de blanco y rojo. Celta y Eibar han sido de los clubes más activos en este mercado de invierno. Los gallegos son los que más dinero han movido, con una de las ventas más caras (6’5 millones por Augusto) y la incorporación más costosa, el exdelantero del Lyon Beauveu. Además, han reforzado el mediocampo con el chileno Marcelo Díaz. Los armeros han hecho mucho intercambio de cromos, mientras Aitor Ortega, Arruabarrena y Verdi salían, han llegado fichajes interesantes, como el regreso de Peleteiro, la llegada de Radosevic y de todo un experto en Primera con la Real, Ansotegui.

El Málaga es quien más se ha reforzado en esta mitad de temporada. Tras la venta de un puntal como Amrabat al Watford ha aprovechado los ingresos para hacer cinco refuerzos interesantes: los jóvenes Ricca y Atsu, y los expertos en la Primera División Cifu, Uche y Chori Castro. Del Valencia se esperaba una revolución para reflotar su mal momento, aunque Neville no se mostró muy amigo de fichar en estas fechas y ha acabado reclutando a dos fichajes puntuales: Cheryshev y Siqueira, jugadores contrastados que tenían muy pocos minutos en Real Madrid y Atlético, respectivamente. Curiosamente, el ruso madridista podría debutar en Copa frente al Barça, las cosas del fútbol. Menos aun han traído Deportivo (al veterano portero croata Pletikosa), interesante es la única incorporación del Getafe (el internacional uruguayo Álvaro Pereira), mientras la Real Sociedad solo ha tenido salidas y ninguna incorporación.

Quienes rozan el descenso parecen haberse puesto de acuerdo para realizar dos incorporaciones cada uno. En el Betis siempre hay multitud de rumores, pero tras ilusionarse con Leandro Damiao, finalmente solo vienen el exlateral del Barça Montoya y el joven mediapunta belga Musonda. Poco peso en las incorporaciones del Espanyol, el central costarricense Duarte y el exótico portero lituano Giedrius Arlauskis. El mediocentro del Almería, petición expresa de Setién, Ángel Montoro llegó a Las Palmas para lesionarse en su segundo partido. Los canarios también han traído al defensa uruguayo Lemos. Mientras, el Sporting ha sorteado las restricciones impuestas por la LFP para reforzar el puesto de central tras la lesión de Bernardo con las incorporaciones de Vranjes, un buen defensa bosnio ya bastante hecho, y el joven chileno Lichnovsky.

Los equipos en descenso vuelven a creer en la remontada de la mano de nuevas incorporaciones, algo que otros años ha funcionado. El Rayo, además de reestructurar su portería tras la lesión de Toño con la incorporación de Yoel y de recuperar un emblema como Piti, trae de vuelta a España al mediocentro defensivo Iturra, repatria al central Crespo sin oportunidades en el Aston Villa, y trae al extremo armenio excanterano del Ajax Özbiliz, toda una incógnita. El Granada, con su relación con los Pozzo, siempre mueve muchos jugadores de entrada y salida. En este caso se ha llevado al portero Jesús Fernández del Levante, ha hecho volver a nuestra Liga a Ricardo Costa, Isaac Cuenca y Barral (ojo al delantero gaditano, que siempre cumple).

Además, trae a los franceses Saunier (central) y Doucoure (mediocentro prometedor que se testará en el Granada con la intención de recalar en el Watford). La mala noticia de esta relación Udinese – Granada – Watford es que la perla Peñaranda cambiará de aires rumbo a la Premier el próximo curso. El último clasificado, el Levante, es paradójicamente uno de los que tiene fichajes más llamativos. Sobre todo Rossi, un superclase en su juventud en el Villarreal al que las lesiones han frenado su progresión. Pero también trae al talentoso Joan Verdú o al prometedor defensa del Valencia Lucas Orbán. Habrá que la capacidad de adaptación del joven colombiano Mauricio Cuero y del defensa internacional argelino Medjani.

Con más riesgo por parte de los equipos de la parte baja, habrá que ver como funcionan las diferentes incorporaciones de este invierno. De ello puede depender que algunos resurjan o se hundan, aunque, habitualmente el trabajo debe estar hecho desde verano.