Si pensamos en Messi, sublime. Si nos ceñimos al resultado, magnífico partido. Si buscamos algo más, y creo que cualquier aficionado de este club se caracteriza por exactamente eso, la cosa tiene sus matices. Vimos un Barsa por momentos dominado, lo cual deja ciertas dudas para cuando lleguen los grandes toros de lidia.

Por otro lado, y siendo sinceros, en Liga hasta la jornada 8 cuando se juegue contra el Atlético de Madrid, el Barsa en condiciones medio normales, está obligado a sumar 21 puntos. Esta cuestión ha de ser utilizada por Valverde para encontrar un esquema y sobre todo para que los jugadores se acoplen.

Es cierto que la aparición de Semedo, Paulinho y Denis es motivo de esperanza para (por fin) disponer de 14/15 jugadores que sumen. El rendimiento goleador del brasileño está fuera de toda duda, sin embargo su asociación en el juego ha de mejorar. Seguro que con la confianza de sus últimas actuaciones poco a poco irá agrandando su rol.

Aleix Vidal abraza a Messi

Aleix Vidal, otro que suma a la causa, y siempre Messi

El caso de Semedo es el que más impresionado me tiene. Se trata de un jugador que no desentona en defensa y cuyas aportaciones en ataque son magníficas. Es pronto aun pero la proclamación de “habemus lateral” está cerca de ser una realidad.

Finalmente, Denis Suárez es un jugador con un talento enorme que se encuentra sin dudas ante la oportunidad de su carrera. Este verano decidió quedarse en Can Barsa pese a las ofertas que llegaron al club, entre otros del Nápoles, ahora cuenta con un entrenador que premia el rendimiento sobre el campo. Ha llegado el momento de Denis y parece que está dispuesto a aprovecharlo.

En definitiva, queda muchísimo trabajo a pesar de lo que diga la clasificación. Suerte que Messi está siempre presente.

Sobre El Autor

Fundador y Director

Nací en Murcia y crecí viendo al Barcelona de los Romário, Laudrup y Stoichkov. El fútbol de posesión y la figura del 4 son las claves.

Artículos Relacionados