El gran George Weah, recientemente elegido presidente de Liberia algo que ni el mismísimo Roger Milla pudo conseguir en Camerún, deslumbró a toda Europa en el PSG eliminado al Barcelona y llegando a semifinales de la Copa de Europa donde caería casualmente ante el equipo en el que despuntaría poco después, el Milan. Allí consiguió dos Scudettos y el Balón de Oro en 1995 siendo hasta la fecha el único jugador africano en haber conseguido dicho galardón.

Hace poco el experto en fútbol internacional Julio Maldonado @Maldini consideraba a George Weah el mejor jugador africano de la historia por delante de Yaya Touré y Samuel Eto’o. Y es que Weah marcó un antes y después en el mundo del fútbol.

A nivel personal, George Weah siempre tuvo un hueco dentro de mis jugadores favoritos. Recuerdo cuando jugaba al mítico PcFútbol 4.0 que el atacante de Liberia era el jugador con mayor media de todos, 94 puntos que hacían del delantero un auténtico seguro de gol. Y es que George Weah marcaba tantos de todos las maneras posibles.

Sin embargo, si tuviera que elegir uno entre todos estos goles me quedaría sin dudarlo con el que marcó ante el Hellas Verona. Una auténtica obra de arte…

Sobre El Autor

Fundador y Director

Nací en Murcia y crecí viendo al Barcelona de los Romário, Laudrup y Stoichkov. El fútbol de posesión y la figura del 4 son las claves.

Artículos Relacionados