Empezaré este post con una revelación pública: soy inmortal. Y digo esto porque, si mi investigación de tres segundos en Google no me traiciona, en los últimos años el Real Madrid y el Barcelona se han enfrentado 224 veces. En la mayoría de estos partidos se ha podido escuchar aquello tan manido de “el partido del siglo”. De hecho, tras una nueva y exhaustiva investigación he podido comprobar que la frase “el partido del siglo” tiene nada más y nada menos que 14.000.000 de resultados en Google, y la mayoría de las veces no coinciden.

Lo curioso es que, pese a lo absurdo de la manifestación del partido del siglo, del año o del milenio, es utilizada y se repite año tras año, en al menos dos ocasiones. La verdad es que el fútbol está lleno de contradicciones que pretendo sacar a la luz pública puntualmente en TresCuatroTres.

Entiendo que algunos consideren tan magno evento como un acontecimiento histórico planetario, (esto fue buenísimo) pero las estadísticas no fallan, en mis treinta y un años he vivido al menos 64 partidos del siglo. Lo que me lleva a cuantificar mi edad futbolística en unos 6400 años. De ahí mi manifestación al más puro estilo Connor McCloud, de considerarme un auténtico inmortal.

Pero algo bueno ha de tener este extraño acontecimiento que, como digo, tiene lugar al menos un par de veces cada año, es el día perfecto para los que no nos gusta el fútbol.

Facilidad de aparcamiento, salas vacías de los cines, puedes ir a cualquier restaurante sin reservar. Lo dicho una gozada, así que brindemos todos por que año tras año se siga repitiendo este acontecimiento y yo siga cumpliendo siglos.

Escrito por Guillermo de la Torre 

– Sevilla –