La mascletá ha comenzado en Mestalla. Hace justo un año Peter Lim llegaba a Valencia con su nuevo equipo de confianza liderado por Nuno Espíritu Santo en el banquillo. Esa apuesta deportiva supuso el primer revés para el Manager Deportivo Rufete ya que él quería que siguiese el argentino Pizzi. Desde entonces, la relación Nuno-Rufete ha ido cada vez a peor, y desde hace unos meses han iniciado un combate donde el portugués es el gran favorito para la victoria por su amistad con el propietario del club.

Si en esta pasada primavera no se paraba de hablar del Mayweather vs Pacquiao, este verano el “gran combate del siglo” será el protagonizado por Nuno vs Rufete. Su relación ya comenzó con un serio problema: una enorme falta de confianza. Ni Nuno era el entrenador que quería Rufete (apenas lo conocía y su apuesta era seguir con el argentino Pizzi), ni el alicantino era el Director Deportivo que esperaba el portugués.

La paciencia no es infinita. En eso debe estar pensando Rufete que ha aguantado todo tipo de feos del entrenador portugués desde que éste llegara a la entidad valencianista. Reuniones a sus espaldas, negociaciones abiertas que él desconocía, fichajes impuestos, filtraciones dejándolo en mal lugar…Francisco Rufete ha aguantado de todo desde que Peter Lim desembarcara en Mestalla el pasado verano.

Ante las cámaras Nuno Espíritu Santo siempre se ha mostrado como un hombre conciliador, educado, respetuoso con todo el mundo, pero sus actuaciones han descrito a una persona de fuerte carácter, intransigente y con las ideas muy claras. Él llegó con la confianza total del nuevo propietario Peter Lim, con el cual ha admitido tener una gran amistad personal desde hace tiempo, y con ese importante apoyo, se ha visto superior a Rufete desde el primer momento.

Dos Valencias, el de Nuno y el de Rufete

Nuno ha conseguido traer a Mestalla a jugadores como Filipe Augusto y Joao Cancelo, desconocidos para Rufete y cuyos informes elaborados por el club advertían que eran jugadores muy faltos de experiencia y de los cuales se dudaba tuviesen la calidad suficiente para jugar en un club como el Valencia. Además, en el mercado de Navidad logró fichar a Enzo Pérez cuando la opinión de Rufete era que era más necesario reforzar otras posiciones ya que la de Enzo ya estaba muy bien cubierta.

Por otra parte, durante la temporada que acababa de finalizar Rufete conseguía otras victorias por su lado que le hicieron no tirar la toalla en este “combate” interno con Nuno. Él apostó y fichó a Zuculini, al que Nuno no dio oportunidades, sin embargo se puede considerar como el gran fracaso del Manager Deportivo este curso.

No obstante, en el lado positivo de Rufete están las incorporaciones de Lucas Orban y Rodrigo de Paul, que aunque no han sido titulares habituales han rendido bien y siguen contando para el club. Su gran logro: Mustafi, el central alemán ha ofrecido un notable rendimiento. Y su bomba Negredo, algunos dirán que ha sido un fracaso viendo los números del delantero, pero por lo que ha aportado al vestuario, por la ilusión generada, por muchas otras cosas…la afición no ha visto su fichaje como un error.

En definitiva, Nuno imponía a ciertos jugadores pero cedía en otros, aunque por la prensa hemos conocido que lo hacía a regañadientes. Rufete soportaba los feos que le hacía su entrenador pero lograba cerrar fichajes que él y sus ojeadores se habían trabajado durante meses. El Valencia iba creciendo pero todos sabían que en algún momento iba a estallar el primer petardo e iba a comenzar la mascletá. Y en esto estamos.

El aviso de que el conflicto se acercaba llegó en invierno y de forma inesperada. En una rueda de prensa en enero, Nuno, sin que ningún periodista le preguntara en especial por ello, comentó “habrá cambios en la estructura deportiva del club”. Y muchos entendieron que ya le estaba señalando la puerta de salida a Rufete. El portugués matizó días después que sólo se refería a los próximos fichajes. Desde entonces, Nuno ha mantenido reuniones con el famoso representante Jorge Mendes y Peter Lim donde ha manifestado sus exigencias para el próximo curso, dejando de lado al Manager Deportivo.

Caio Flamengo

El brasileño Caio ha sido fichado por el Valencia por deseo de Nuno

Esa lucha de poder en el área deportiva del Valencia está provocando que se planifiquen dos equipos, el de Nuno y el de Rufete. En el equipo del entrenador estará Rodrigo Caio, defensor o mediocampista defensivo brasileño que ya ha sido fichado, y el lateral Cancelo que impuso el verano pasado y al que el Valencia ha acabado por comprar por 15 millones (antes estaba cedido). Rufete ha mostrado su enfado por gastar tanto dinero por un jugador al que aún le falta mucho por crecer. El próximo que puede venir es Augusto Fernández, mediocampista ofensivo del Celta ya que es muy del agrado de Nuno. Y quiere un gran delantero, Jackson Martinez era su favorito pero parece ser que se le escapa rumbo a Milán.

Mientras, Rufete sigue trabajando aunque de momento el de arriba, el jefe Peter Lim, no termina de dar el sí a sus operaciones. En portería (recordar que Alves está lesionado hasta Navidad) tiene avanzadas las negociaciones con Roberto (el español del Olympiakos), en el centro del campo Imbula del Marsella estaba casi fichado, por unos 20 millones, solo faltaba la firma, pero la guerra abierta en Mestalla está parando este fichaje. Y atención porque el Manager Deportivo tenía el verano pasado atado a Kouyaté del Anderlecht pero este finalmente se fue al West Ham de la Premier porque a Nuno no le convencía.

Tras meses tensos pareció llegar la calma tras una reunión entre Nuno, Rufete y Amadeo Salvo (presidente del club) hace unas semanas. Allí supuestamente habían llegado al acuerdo de coordinar sus intereses, de ir todos a uno a por los fichajes, de hablar más…pero saltó el fichaje de Caio que nadie esperaba, mucho menos Rufete que estaba trabajando en otros futbolistas. Ahí comenzó el verdadero combate, el cuerpo a cuerpo.

Detrás de la pelea Nuno vs Rufete está otra gran batalla, Mendes vs Salvo. El representante de futbolistas está tomando las decisiones de movimientos en el club y Amadeo Salvo lucha por defender a su hombre, a Rufete, que fue su gran apuesta cuando llegó a la presidencia del Valencia. Salvo y el exjugador che se sienten ninguneados cada vez más y Peter Lim ya casi ni les coge el teléfono.

Muchos se preguntan por Mestalla cuánto más va a resistir Rufete en su débil posición. Otros muchos se preguntan de dónde está sacando el Valencia el dinero para fichar a tantos futbolistas y por esos precios elevados (porque los está fichando el club, y NO Peter Lim con su dinero). ¿Y qué se preguntará Amadeo Salvo? Él buscó, encontró y apoyó a Lim para que comprara el Valencia, el puso a Rufete al mando deportivo del club… entonces ¿con quién va en este combate?