Tal día como hoy de 1991 nacía en Gjilan (Antigua República Federal de Yugoslavia) Xherdan Shaqiri, con la Guerra de Los Balcanes recién comenzada. De hecho, a causa de ese conflicto bélico del que ya escribí durante el pasado Mundial de Rusia, la familia de nuestro protagonista de hoy emigró a Suiza, país al que representa internacionalmente el futbolista de Liverpool FC.

Curiosamente, en la pasada cita mundialista, la selección helvética se enfrentó a Serbia y ganó gracias a dos tantos de jugadores de origen albanokosovar, que por culpa de la guerra juegan con Suiza. Esos dos futbolistas fueron Granit Xhaka y Xherdan Shaqiri, quienes no dudaron en celebrar sus goles haciendo con las manos el águila de la bandera de Albania. Este gesto a punto estuvo de costarles una sanción.

Shaqiri Inter Milan

Shaqiri durante un partido con la camiseta del Inter de Milán

Pero vamos a centrarnos en Shaqiri, que para algo celebra hoy su cumpleaños. En verano de 2009 dio el salto al primer equipo del FC Basilea y antes de cumplir veintiún años fue traspasado al Bayern Munich. La carrera del suizo parecía encauzada y confirmaba todas las expectativas que se tenían de él fichando por un grande de Europa. Pero en la capital de Baviera no le fueron las cosas bien y a mitad de su tercera temporada con los alemanes se marchó cedido al Inter de Milán. Tampoco brilló con los nerazzurri y, a pesar de que los italianos compraron sus derechos, acabó siendo vendido ese mismo verano al Stoke City inglés.

Con solo veintitrés años, la carrera de Shaqiri parecía estar estancada y en claro declive, pero en este caso es acertado decir que el futbolista de Gjilan dio dos o tres pasos atrás para coger impulso. Con The Potters el extremo suizo se volvió a sentir importante y cuajó tres buenas temporadas. A pesar de ello no pudo evitar el descenso del Stoke City a la FL Championship, pero sí le sirvió para recalar en el Liverpool FC de Jürgen Klopp.

Con los de Anfield no ha empezado del todo bien. Lleva jugados solo noventa y seis minutos repartidos en cuatro partidos de la Premier League, siendo suplente en todos ellos. Aun es joven y le quedan muchos años de fútbol por delante y debe coger este importante y goloso tren para volver a ser el futbolista que prometía tantísimo en el FC Basilea. Veremos si Shaqiri aprovecha esta nueva oportunidad.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.