Cuentan las historias del fútbol que fueron los ingleses quienes inventaron este deporte y que fueron los franceses quienes crearon las principales competiciones internacionales pero, ¿sabías que la tanda de penaltis surgió en Cádiz? Nació de forma casual durante el partido de semifinales del Trofeo Carranza en 1962.

Antes se recurría a otros métodos como la prórroga o un partido de desempate, también a lanzamientos de moneda al aire u otro tipo de sorteos. Fue Rafael Ballester, periodista gaditano, quien propuso la nueva fórmula durante el partido entre Zaragoza y Barcelona: cinco tiros desde el punto de penalti, y una segunda tanda si es preciso.

Así se resolvía el problema que suponía que las semifinales del Carranza se jugaran 24 horas antes de la final lo cual hacía casi imposible que se resolvieran los partidos a través de las prórrogas interminables o los arbitrarios sorteos.

Ganó el Barça, en segunda tanda. Ahora, las tandas de penaltis deciden desempates en todos los torneos, incluso en la final de la Copa del Mundo.

El primer gran título decidido por los lanzamientos de penaltis fue la Eurocopa de 1976, en la que Checoslovaquia se impuso a Alemania con el penalti de Panenka.