Ya ha llegado. Las celebraciones alemanas tras la conquista del Mundial han dejado paso a un período de tiempo en el que el aficionado con ínfulas de manager campa a sus anchas. Es lo más parecido a la “vuelta al cole” que podemos encontrar en el fútbol: la pretemporada.

Durante el verano y hasta que empiece la Liga, no importa (¿o no?) que le ganes al Chelsea o que pierdas contra la selección de peloteros de la Sierra Norte, lo que el aficionado ansía son los fichajes. Cual niño, el seguidor cambia los cromos de la página de su equipo en el álbum atendiendo a los movimientos del mercado. Y te ilusionas. Te ilusionas cuando la incorporación de turno da dos pases a derechas y te aventuras a decir que tiene un gran toque. Pero la felicidad es mayor cuando el nuevo, cuyo nombre preguntas en la grada de ese modesto estadio de pueblo donde disputa un amistoso tu equipo, es de la casa.

Porque la pretemporada no es sólo la puesta a punto de las plantillas, ni la aclimatación de los fichajes, sino también la oportunidad, quizás la única, para que los canteranos demuestren su valía durante un mes. Desparpajo, talento, técnica, madurez, los jugadores a los que mencionamos en este artículo poseen las cualidades suficientes para ascender este verano a los primeros equipos. En ellos está que así sea, porque son las joyas de la pretemporada.

La cantera más prolífica de los últimos años es la del Barça. Los dos años de transición, el de Vilanova por la ausencia del míster por enfermedad (d.e.p.) y el de Martino, hacen imperiosa la renovación de la plantilla culé. En los últimos años han sido menos los canteranos en llegar a Primera, y con un protagonismo inferior. En el Barcelona el sistema es diferente, el filial está en 2ª división y se suele nutrir de gran cantidad de jugadores extranjeros. Este es el caso del croata Halilovic, un mediapunta al que ya comparan con Messi. De tapado podría sorprender el hispano-marroquí Munir, un extremo juvenil que maravilla con su descaro.

En los vecinos del Espanyol confían en dos centrales que estarán en el stage: el internacional Rubén Duarte y la promesa marfileña Eric Bertrand, que podría convertirse este año incluso en el sustituto de Héctor Moreno. Siguiendo por la costa levantina, el Valencia volverá a tirar de cantera en el año en el que ha salido del club uno de sus símbolos, Juan Bernat. Precisamente en ese puesto podría destacar un emblema de la cantera ché, José Luis Gayá, un lateral izquierdo que por fin podría tener sitio en el equipo. Mas difícil por la inexperiencia lo tendrán el lateral camerunés Leuko y el veloz extremo Robert Ibáñez. En el Levante destaca Pepelu un medio que hará la pretemporada con los de Mendílibar a los 15 años. Dos juveniles: el lateral Adrián Marín y el delantero Nahuel serán las promesas veraniegas del Villarreal.

Halilovic es la nueva perla del Barça y posible sensación de la pretemporada

Halilovic es la nueva perla del Barça y posible sensación de la pretemporada

El otro gran foco de atención en cuanto a cantera, por ser destino de aprendices de futbolista de todo el mundo, es Madrid. Todos sabemos que llegar desde la cantera del Real Madrid al primer equipo es casi imposible por la exigencia urgente de un club tan grande. Sin embargo, no hay que olvidar que esos jugadores nutren una gran parte de las plantillas de los otros equipos. Los ya conocidos Derik y José Rodríguez podrían contar con minutos esta temporada, aunque todos estén pendientes del goleador De Tomás, que podría ocupar el lugar que va a dejar Morata en la plantilla.

Hasta nueve canteranos se ha llevado Simeone a Los Ángeles de San Rafael. Destacamos entre ellos al centrocampista Carlos Ramos, al exótico medio chino Xu Xin y a un goleador ya muy fogueado, el canario Héctor, que podría tener minutos este año con la baja de Adrián. Los expertos Isi y Rubén Ramiro comandan a la cantera en la pretemporada del Rayo, en la que habrá que estar muy pendiente del inteligente Adrián Saballs, un talentoso jugador que pasó por Valdebebas. En el Getafe destacan el cerebro del filial e interesante mediocentro Alex Felip y el internacional cadete Iván Amores.

Pero si hay una región predominantemente fértil en nuestro país, esa es la vasca. La política de fichajes del Athletic y la filosofía de juego de la Real han propiciado la aparición de numerosos futbolistas de base en los últimos años. El vergel de Lezama está pendiente ahora de dos Unai: Bustinza, un polivalente central que tendrá dorsal con el primer equipo y López, que pone la magia con reminiscencias a otro ídolo de la casa, Muniaín. En Anoeta esperan este año ver jugar a las tres nuevas perlas: el defensa, internacional absoluto con Perú, Callens, el medio Hervías y sobre todo al portero Ander Bardají.

La marcha de Bravo al Barça hace que se baraje incluso con la titularidad de esta promesa. La curiosa situación del Eibar, sin filial, hace que los jugadores que comiencen la pretemporada con el club armero hayan de buscarse acomodo en otros equipos a final de verano. Entre los canteranos que se encuentran en esta coyuntura destaca el lateral Ander Gayoso, pretendido por la Real Sociedad. Ya en Galicia habrá que seguir de cerca el vergel de A Madroa, la cuna celtiña, que puede presenciar este año la emancipación de una generación de jóvenes campeones en la que destaca David Goldar.

Héctor Fernández celebra su gol al Sant Andreu en Copa

Héctor celebra su gol al Sant Andreu en Copa

Al sur, en el Sevilla, confían en la polivalencia de Cotán, internacional con las inferiores de España, y sobre todo en el talento de Carlos Fernández, un espigado delantero. Este último está llamado este año a ser el tercer delantero del equipo tras Bacca y Gameiro. Una inoportuna lesión al comienzo de la pretemporada puede dar al traste con los sueños del jugador de Castilleja de Guzmán. En el Málaga ya se preparan para una nueva hornada de canteranos que siga los pasos de los Samu, Portillo, Darder y compañía. Entre los nombres de Castillejo, Ernesto o Añor destaca un apellido ya familiar: Zalazar.

Y es que Kuki Zalazar, hijo del mítico jugador del Albacete e internacional sub16, es la gran esperanza malaguista. Las joyas que Caparrós se llevará a la pretemporada del Granada son los africanos Marreh, Clifford y Succes, y el destacable guardameta Dimitrevski, internacional macedonio Sub21. En el Almería, escaso de canteranos, fijan sus miradas en el lateral internacional sub19 Antonio Marín, muy a tener en cuenta para el flanco derecho.

Al final del verano comprobaremos cuántos de estos nombres veremos en las alineaciones de los clubes de 1ª división. Y al final de la temporada ese número aumentará apareciendo incluso nombres que no se encuentran en este artículo. Pero para eso queda mucho, aunque en nuestra mano esté que la explosión de estas perlas no nos pille por sorpresa.

Kuki Zalazar Málaga

Kuki Zalazar, de tal palo…