Es cierto que en Europa el frenético calendario de partidos y la relevancia de la Champions League, en su mejor momento, mantienen en la sombra a la máxima competición de clubes en América, la Copa Libertadores. Pocos compatriotas se acercan en estos días a la actualidad de un torneo que ha arrancado con fuerza en el último mes. La vuelta de Flamengo, el nivel de River Plate o el entrañable Chapecoense son algunos de los puntos clave de esta edición. Pero también hay que reseñar la participación de dos entrenadores españoles en esta histórica competición. El azar ha querido que los dos equipos que entrenan caigan en el mismo grupo de la primera fase, por lo que el pique está asegurado.

El más aclamado en este torneo es Fernando Jubero. Un profesor de primaria barcelonés que empezó en La Masía y acabó en Paraguay tras pasar por la Aspire Academy catarí. Sin apenas experiencia consiguió hace dos años resucitar al mítico Guaraní, encumbrándolo a las semifinales de la Copa. Tras pasar por Olimpia, Libertad de Asunción lo reclutó para repetir la gesta de 2015 con los blanquinegros, y a ser posible, ganar la liga local que se le resiste tras tres subcampeonatos. La veteranía del viejo conocido Alcaraz atrás y la puntería de Salcedo son las bazas de los paraguayos.

Azkargorta entrenador Sport Boys

El experto Azkargorta dirige al Sport Boys boliviano.

Sin embargo, el más experto en estas lides es Xabier Azkargorta, que a sus 63 años puede presumir de llevar casi 40 en los banquillos. Su idilio con Bolivia le ha llevado a una segunda juventud iniciada por su segundo paso por la selección americana y continuada por sus periplos en Bolívar y Oriente Petrolero. Aunque desde septiembre entrena a Sport Boys, con el que disputará por primera vez la fase final del torneo. El veterano lateral español José Luis Capdevila y el no menos experto delantero local Castillo son claves en los de Warnes.

De momento, el primer duelo entre ambos acabó con un vistoso empate a tres. La próxima cita tendrá lugar a mediados de mayo en feudo paraguayo, quizás ahí llegue la revancha. Lo que esperamos es que ambos entrenadores puedan pasar de ronda, para lo cual hará falta eliminar a los dos gallitos del grupo: el Atlético Mineiro de Robinho y compañía y Godoy Cruz argentino, en el que juega el hijo maño de Gustavo Poyet.

Sobre El Autor

Director del Podcast "Desde la Medular" y Redactor

Un todoterreno de la comunicación: radio, prensa, community manager, cortometrajes, guionista… Si falta algo no os preocupéis, aprendo rápido. El deporte rey es mi pasión, sobre todo si se trata de partidos rebuscados, Zimbawe-Swazilandia, etc.

Artículos Relacionados