La temporada 1999/2000 terminó en España con un hecho insólito: el descenso a Segunda División de tres clubes históricos. Real Betis Balompié, Atlético de Madrid y Sevilla Fútbol Club completaron una lamentable campaña y descendieron al infierno de la categoría de plata. Los dos equipos sevillanos lograron ascender de inmediato, pero el conjunto madrileño lo logró un año más tarde.

Viendo la plantilla que tenía el equipo de la ribera del Manzanares no se entiende que acabara descendiendo. Por allí estaban Molina, Gamarra, Capdevila, Solari, Valerón, Kiko o Hasselbaink, nuestro protagonista de hoy. El delantero de Surinam anotó 24 goles esa temporada, pero resultaron insuficientes para impedir el descenso a Segunda. Ese año estuvo marcado por la intervención judicial del club colchonero, derivada de los líos extradeportivos de Jesús Gil.

Hasselbaink celebra gol con Aguilera Atlético de Madrid

Hasselbaink celebrando un gol con el Atlético de Madrid junto a Aguilera

Pero vamos a centrarnos en el ariete surinamés, que hoy cumple 46 años. Debutó en la máxima categoría de la Liga de Países Bajos defendiendo la camiseta del SC Telstar, pasando después por el AZ Alkmaar. Se fue a Portugal y en el país vecino jugó en las filas del SC Campomaiorense y Boavista FC. Su buen rendimiento le permitió disputar la Premier League con el Leeds United, pasando de ahí al Atlético de Madrid. Volvió a Inglaterra tras el descenso rojiblanco para jugar en Chelsea FC, Middlesbrough FC, Charlton Athletic y Cardiff City, retirándose en junio de 2008.

El juego de Hasselbaink se basaba en su espectacular golpeo y la potencia de carrera, cualidades que le permitieron anotar una buena cifra de goles. Disputó con la selección de Países Bajos el Mundial de 1998, en la que el combinado naranja logró la cuarta plaza. Sin embargo, la participación del delantero de Paramaribo no fue destacada, jugando tan solo 77 minutos en dos partidos de la Fase de Grupos ante Bélgica y México.

En la temporada 2013/2014 debutó en los banquillos al frente del Royal Amberes FC de la Primera División belga. De ahí pasó durante un año y medio al Burton Albion de la Championship inglesa. Dejó ese equipo para fichar por el Queens Park Rangers hasta noviembre de 2016. Desde septiembre del año pasado es el entrenador del Northampton Town de la League One de Inglaterra, donde lucha para no descender de categoría.