Este sábado el club balear cumple 100 años desde su nacimiento. Desde TresCuatroTres queremos felicitar a los mallorquinistas por su centenario y regalarles a todos los amantes del fútbol un análisis de la historia de este centenario club.

Una historia de 100 años

Alfonso XIII FVC fue el nombre original de esta entidad, así fue registrado por la Federación Española de Fútbol. Ese 5 de marzo de 1916 nacía un club que pasaría a llamarse Club Deportivo Mallorca durante la República en España, más tarde se incluiría el “Real” a su nombre. Adolfo Vázquez Humasqué encabezó la primera junta pero el primer presidente fue el Sr.Antonio Moner. El equipo jugaba en el estadio de Buenos Aires. El FC Barcelona fue el primer rival en ese campo.

Alfonso XIII, el equipo original del Mallorca.

Once inicial del Alfonso XIII, el equipo original del Mallorca

El club empezó a competir, en muchos casos contra rivales catalanes y la directiva con el objetivo de aumentar el número de aficionados bermellones ideó elaborar partidos atractivos para la grada, y por ello, contrató a rivales como el RCD Espanyol, Real Murcia, e incluso a equipos extranjeros de nivel como el Ajax y la Selección de Uruguay.

Con el paso de los años, el Mallorca se fue ganando la posición de equipo referencia de Baleares dominando los torneos locales. Tras la Guerra Civil, el club comenzó a participar en la Segunda División. En 1945 la entidad estrenaba nuevo estadio, “Es Forti” con una capacidad de 16.000 espectadores. Ese campo se pasó a llamar poco después como Lluís Sitjar, en honor a un ex-presidente que impulsó la construcción de ese nuevo estadio. El Xerez fue el primer rival oficial en Segunda al cual ganó por 3 a 0. Joan Forteza fue el primero que marcó un gol para el RCD Mallorca.

Los primeros años de éxitos para el club fueron en los años 60 con Juan Carlos Lorenzo como entrenador. El argentino logró un doble ascenso que llevó al equipo de la Tercera División a Primera con un estilo sólido de juego. El 17 de abril de 1960 el Mallorca se asomaba por primera vez a la élite del fútbol nacional. En aquel equipo estuvieron jugadores como Zamora, Vendrell, Arqué, Juanele, Garcés, Oviedo, Mir, Laguardia…

Durante la siguiente década el club navegó entre la Segunda y Primera División hasta que a inicios de los 70 los problemas económicos le hundieron en Tercera. Esos años fueron muy difíciles, en la temporada 77-78 la plantilla se encerraba para protestar por las deudas que mantenía la entidad con ellos. Miguel Contestí se aupó a la presidencia para intentar solucionar la delicada situación financiera.

En los años 80 el equipo fue poco a poco recuperándose de la dolorosa década anterior. El club se asentó en Segunda y empezaron a salir muy buenos jugadores como Paco Bonet, uno de los mejores centrocampistas de la historia mallorquina, que luego jugó para el Real Madrid y en la Selección Española. En 1983 el club regresaría a Primera y lo haría con un delantero de referencia como era Gerry Armstrong. El atacante irlandés ilusionó a una afición que se volcó con la entidad.

Serra Ferrer Mallorca

Serra Ferrer convirtió al Mallorca en un equipo consolidado en Primera tras dos ascensos

Poco después entraría en la historia del club Llorenç Serra Ferrer como entrenador consiguiendo un ascenso donde destacó el goleador Enrique “Tronquito” Magdaleno. Con un partido inolvidable en Las Gaunas el equipo logró el sueño que anhelaba. En esa década aparecería Miguel Ángel Nadal, un joven jugador que a los 20 años debutó en el primer equipo y que con los años se convertiría en leyenda. Con ellos el equipo volvió a bajar a Segunda pero se empezó a construir una base que en pocos años iba a consolidar a la entidad en la élite.

Con el entrenador mallorquín Serra Ferrer el equipo consiguió poco después el ascenso ante el Espanyol. En esos momentos comenzaron los años más laureados del Mallorca, ese equipo que todos tenemos en mente y que durante las últimas décadas ha sido un fijo en la élite del fútbol español ante el descenso a segunda de hace unas temporadas.

La época dorada del Mallorca

En 1991 el club balear comenzó a vivir uno de esos momentos mágicos con su primera final, fue en el Santiago Bernabéu ante el Atlético de Madrid. Aquella final de Copa del Rey la perdió por un gol en la prórroga. En aquel equipo estaban Miquel Soler, Serer, Nadal…

Al siguiente curso el club bajó a Segunda y le costó regresar a Primera. Fue en 1997 en Vallecas cuando cosechó su último ascenso con Victor Muñoz, y luego con Llompart en el banquillo. En la temporada 97-98 llegó al Mallorca Héctor Cúper, el técnico argentino que triunfaría en la isla. El club estaba construyendo un gran conjunto con jugadores como el portero Roa, el lateral Romero, el prometedor defensa Iván Campo, hombres como Engonga, Valerón, Stankovic, Amato, Moya, Gálvez, Eskurza…

Héctor Cúper Mallorca

Héctor Cúper, uno de los entrenadores más exitosos de la historia del club

Aquel equipazo llegó a la final de Copa que perdió ante el Barcelona en penaltis y terminó quinto en la Liga ofreciendo una imagen muy buena, sin duda, fue el equipo revelación del curso. Y también brilló en Europa jugando la final de la Recopa, la última edición de ese torneo. Perdió ante la Lazio de Mihajlovic, Nesta, Nedved, Stankovic, Marcelo Salas y Christian Vieri. A diez minutos del final el checo Pavel Nedved con un gol rompió el sueño europeo bermellón en Villa Park, Birmingham.

La plantilla siguió creciendo con futbolistas como Ibagaza, Dani, Luque…y ese Mallorca terminó tercero en el torneo regular. Esos años conseguirían la Supercopa de España, su primer título en sus manos.

Con Luis Aragonés el club poco después volvió a vivir un curso histórico. Terminó tercero en la Liga liderando un equipo descarado con jugadores como Eto’o, Finidi, Luque, Ibagaza, Güiza…que sorprendieron conquistando estadios tan difíciles como el Bernabéu o el Camp Nou donde fueron protagonistas de hazañas que los mallorquinistas no olvidan.

En Son Moix empezaban a disfrutar del mejor fútbol del continente con las participaciones en la Champions League. Pero se centró tanto en Europa que empezó a sufrir por la permanencia y el alemán Krauss fue destituido a los pocos meses de iniciar su proyecto.

Gregorio Manzano volvió a traer la sonrisa a la grada del estadio balear con un equipo que ofrecía buen fútbol con la llegada de hombres como Pandiani y Turu Flores, y con los Eto´o, Nadal e Ibagaza como columna vertebral del equipo. Y llegó la gran noche, la final de Copa ante el Recreativo en Elche en la cual el Mallorca ganaría su primer gran título ganando 3 a 0.

El técnico se tuvo que marchar a Madrid en busca de mayores logros y el equipo tras tocar la cima el club bajó sus prestaciones, algo que era normal. La directiva intentó buscar en sus anteriores héroes Héctor Cúper, Luis Aragonés y Gregorio Manzano, otra vez el camino del éxito.

Eto'o Mallorca

Eto’o fue uno de los delanteros más temidos del Mallorca

Al profesor Manzano fue al que mejor se le dio lo de volver a casa. Con él y con jugadores como Moyá en portería, Nunes y Ballesteros en defensa, Jonas, Valero y Pereyra en el centro y Guiza, Arango, Webo…en ataque el club volvió a pelear por Europa. En la temporada 2009-10 el equipo consiguió volver a la zona más alta de la tabla quedando como cuarto clasificado al final del curso. Manzano tenía a sus órdenes a grandes talentos como Mario Suárez, a un joven Aduriz, Borja Valero, Chori Castro…

En estos años el club ya empezaba a tambalearse institucionalmente, las deudas económicas estaban provocando cambios en la dirección y muchas dudas sobre el futuro del equipo y eso terminó afectando a los resultados deportivos. El Mallorca empezó a vender todo lo que podía y más. Laudrup intentó a base del buen fútbol salvarse de la quema, pero se quedó a muy poco del descenso. Caparrós llegó y con mucho orden consiguió armar un conjunto sólido donde la marcha de futbolistas no se notaba tanto, pero el drama se veía venir y poco tardó en llegar.

En la segunda campaña de Caparrós, en el curso 2012-13 el equipo se vino abajo y ni Manzano en el banquillo en la segundo vuelta evitó que el Mallorca de buenos jugadores como Aouate, Nunes, Martí, Casadesús, Nsue…descendiera.

Y desde entonces ahí va, en Segunda a la deriva. El equipo ahora bajo las órdenes de Fernando Vázquez, desde hace un par de jornadas, es decimoctavo, un puesto y un punto por encima del descenso. Eso sí, con un partido menos que fue suspendido por las malas condiciones meteorológicas, contra un rival directo, el Huesca y que debe jugarse en tierras aragonesas.

El pasado mes de enero un grupo estadounidense compró el club. El empresario Robert Sarver, dueño de la franquicia NBA Phoenix Suns, se convirtió en el dueño de la entidad tras intentar sin éxito comprar otros equipos como el Levante UD anteriormente. Esta compra puede suponer la paz social del club tras años y años de combates entre directivos y empresarios por mandar, ahora los americanos son los poseedores claros del gran grupo accionarial y ellos son los únicos que pueden decidir.

Sarver ha prometido grandes inversiones para elaborar un gran proyecto para un equipo que regreso pronto a la élite. El mejor regalo de centenario del Mallorca será que este sueño americano que prometen sea haga realidad, pero antes tiene que salvar esta peligrosa temporada donde se está acercando mucho al pozo del descenso.

Ojalá las sonrisas regresen pronto a Son Moix. ¡Feliz centenario bermellones!

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.