Se llama piedra de toque a la piedra que sirve para conocer la pureza del material con el que está hecha una pieza de metal. Se frota aquello que queremos poner a prueba con esta piedra hasta que se produce una huella, y luego se vierte una gota de ácido nítrico. Si el material es puro, esa huella no sufrirá alteración alguna, pero si no es del todo puro, la huella cambiará de color e indicará la proporción en que el metal ha sido mezclado.

Se presenta mañana el Fútbol Club Barcelona en Anoeta ante la Real Sociedad de Garitano, en el que podemos considerar el primer partido de nivel de la temporada. Atrás queda un inicio de Liga en el que se pasó sobre el Alavés, se sobrevivió al césped maldito del estadio Nuevo Zorrilla, y se aplastó a un recién llegado a La Liga. Mañana toca jugar contra un histórico, en un campo siempre complicado, para poner una nota fiable a este Barça 2018-2019.

Ya fue Anoeta una buena piedra de toque el año pasado. Se presentó el Barça con el oro puro que todos conocemos, mezclado con Vermaelen, Paulinho y André Gomes. Es fácil opinar a toro pasado, pero en el minuto 34 los blaugrana iban perdiendo por 2-0. El oportunismo de Paulinho al final de la primera parte, y sobre todo una gran actuación de Luis Suárez en la segunda, lograron darle la vuelta al marcador hasta lograr el 2-4 final.

Dembelé celebra gol Barcelona

Este año se espera que los quilates habituales en los últimos años se vean aumentados con la presencia de Coutinho y Dembélé. El inicio del brasileño y el francés está siendo más que notable. Suman goles y asistencias de oro que poco a poco van amortizando la cascada de millones que se pagaron por ellos. Es la cita ideal para disipar las pocas dudas que se puedan tener de ellos. Lo mismo se puede decir de Luis Suárez, quien como cada año le cuesta arrancar. El doblete en el amistoso contra México de hace una semana contrarresta las acusaciones de baja forma, poca efectividad y sobrepeso.

Por el lado txuri-urdin, el quitarse de encima las pistas de atletismo contrasta con las dudas sobre el estado del césped y la epidemia de bajas. William José, Diego Llorente, Januzaj y Merquelanz, junto con las dudas de Héctor Moreno y el ex-azulgrana Sandro, dejan poco margen de maniobra a Garitano, quien seguro que guarda alguna sorpresa en la manga.