River Plate y Boca Juniors están a una semana de enfrentarse en el que será el Superclásico número 200 en la Primera División argentina. Por este motivo tan especial, os ofrecemos un aperitivo de lujo. Nos proponemos repasar las grandes estrellas de las últimas décadas que han pasado por estos dos históricos.

River Plate, las leyendas de los millonarios      

La portería del Monumental ha sido protegida por guardametas de carácter como Germán Burgos, actual segundo técnico del Atlético de Madrid junto a Simeone. Otro guardián de este emblemático estadio fue Roberto Bonano, quién peleó con Burgos y con Abbondanzieri por la titularidad en River Plate, y que pasaría por Barcelona, Real Murcia y Deportivo Alavés. No triunfó en el Camp Nou, nunca ha sido un club fácil para los porteros por su estilo atrevido de afrontar las partidos y plantear habitualmente defensas bastante adelantadas.

Germán Burgos consuela compañero

Germán Burgos mítico portero de River Plate, quien ahora dirige al Atlético desde el banquillo junto con el Cholo Simeone

Germán Lux regresó a casa a sus 35 años este pasado verano para volver a defender los colores de los millonarios tras su paso por varios equipos españoles como Deportivo de La Coruña. Ahora Lux es el portero titular del equipo, lo que demuestra la devaluación del fútbol argentino teniendo en cuenta que River Plate es uno de los clubs punteros en la Liga de este país. Uno de los últimos guardametas destacables procedentes de esta entidad ahora lo disfrutamos en la UD Las Palmas, Leandro Chichizola, quien está dejando buenas sensaciones en sus primeros partidos en la Liga española a pesar de haber encajado un buen número de goles el equipo canario.

Adelantando posiciones, en defensa River Plate sí que ha tenido jugadores de nivel mundial. Roberto Fabián Ayala ha sido sin duda uno de sus mejores defensas centrales argentinos de la historia. El Valencia fichó a “El Ratón” del Milán por 3 millones de euros, toda una ganga para el excelente rendimiento que ofreció en Mestalla. Ayala fue pieza fundamental del Valencia doble campeón de Liga con Benítez. Equipos como Real Madrid intentaron hasta la saciedad comprar a este defensor tan temido por los delanteros rivales.

Otro buen zaguero de River fue Fernando Cáceres, que fue noticia en 2009 al recibir disparos de unos atracadores en Argentina rozando la muerte de la que consiguió escapar con el apoyo de todo el mundo del fútbol. En España lo vimos vistiendo la camiseta de Real Zaragoza, Valencia y Celta. Pero también formó parte de Boca Juniors, sí, jugó para el máximo rival con Carlos Bilardo como técnico.

En el banquillo del Sevilla se sienta ahora otro de los defensores que también pasaron por El Monumental, Eduardo Berizzo, a quién descubrió un tal Marcelo Bielsa junto con otros jóvenes futbolistas como Gabriel Batistuta y Mauricio Pochettino. Muchos recuerdan a Berizzo por el gol decisivo que anotó ante Boca y que les otorgó el título de campeones nacionales a principios de los 90.

Otros grandes jugadores defensivos que pasaron por River Plate fueron: Martín Demichelis, que dejó un gran sabor de boca especialmente en sus dos años en Málaga ó Javier Mascherano, el “Jefecito” de la zaga de la selección albiceleste durante años y hombre de peso en el vestuario del Camp Nou también surgió y se hizo todo un defensor de garantías vistiendo la indumentaria millonaria. Y quizás el último gran defensor de River sea Mateo Musacchio, vendido por el Villarreal este pasado verano al Milan tras dar un fantástico rendimiento en El Madrigal.

Pasando a la zona media del campo recordamos a Matias Almeyda por quién pelearon Real Madrid y Sevilla en el verano de 1996. Al final los sevillistas por unos 1.000 millones de las antiguas pesetas incorporaban a este futbolista que se podría definir perfectamente como todocampista. Recuperador, jugón, con gol…duró un año en el Sánchez Pizjuán. El siguiente verano el entonces poderoso Lazio se lo llevó a Italia donde firmaría unos años de excelente rendimiento.

Real Madrid y Sevilla se pelearon por fichar a Almeyda de Boca Juniors

En el Santiago Bernabeu han podido disfrutar de jugadores con pasado millonario como Solari y Cambiasso. De familia de futbolistas, Santiago Solari no era titular sin embargo al final de temporada acababa sumando muchos minutos de juego. Para el recuerdo queda que de sus botas comenzaría la jugada que terminó con aquel gol maravilloso de Zinedine Zidane en Glasgow que bien le valdría toda una nueva Copa de Europa al conjunto blanco. Por su parte, Esteban Cambiasso destacó más por su entrega física que por tener una calidad excelente, así como por su enorme inteligencia táctica. Por sus características triunfó con mayúsculas en el Inter de Milán, donde consiguió 15 títulos (entre ellos una Champions con el conjunto italiano).

Pero no solo por el Bernabéu pasaron jugadores con pasado de River, en Mestalla también pueden decir que River Plate les ha ofrecido jugadores de enorme talento. Ariel “El Burrito” Ortega tenía magia en los pies aunque le faltó tener madurez. Fue una de las grandes promesas argentinas pero su cabeza estaba más en el glamour externo al césped que en el juego y eso le llevó a tener problemas con el alcoholismo que acabaron por sepultar su carrera deportiva. En Valencia demostró su calidad pero Claudio Ranieri no aceptó su actitud y ahí terminaron sus oportunidades.

Quién sí dejó una enorme huella en fue Pablo Aimar. El “Payaso” fue la magia del Valencia sólido de Benítez, quizá uno de los jugadores con más talento que ha pasado por LaLiga y que dejó un golazo en el Heliodoro Rodriguez López de Tenerife que siempre recordaremos.

El actual técnico de River, Marcelo Gallardo, fue un destacado driblador argentino que volvía locas a las adolescentes argentinas y posteriormente europeas cuando cruzó el charco para jugar en Mónaco y PSG. “El Muñeco” es toda una institución en River Plate donde jugó en tres etapas diferentes de su carrera. El internacional uruguayo Gustavo Poyet también marcó una época en el fútbol europeo con su paso por Real Zaragoza y Chelsea entre otros. Siendo entrenador pasó por el Betis donde no dejó un buen recuerdo, encontrándose ahora en paro.

Finalmente en la delantera, sin lugar a dudas uno de los mejores killers que vistió estos colores fue Gabriel Omar Batistuta, “Batigol”. Batistuta es el segundo máximo anotador de la Selección de su país (tras Messi). Sin embargo, cometió una traición para los millonarios, ya que se marchó al rival más directo, Boca Juniors. Fue en Italia donde vimos su explosión con la Fiorentina, y posteriormente en la Roma, en aquellos años en los que el Calcio era sin duda la mejor liga de Europa.

Otro de los grandes delanteros que pasaron por River fue Hernan Crespo quien formó parte del histórico Parma y es a día de hoy el tercer máximo anotador de goles con Argentina. Passarella apostó por él cuando apenas tenía 18 años y este le respondió marcando 25 goles en su primera temporada como profesional en el primer equipo. La Lazio pagó más de 50 millones de euros en el año 2000. También jugaría en Inter, Chelsea y Milán.

A esta lista de delanteros ex de River podemos añadir más: Javier Saviola, Maxi López, Falcao, Gonzalo Higuaín, David Trezeguet, Teo Gutiérrez…y Esnáider. Juan Eduardo llegó a España como promesa madridista pero terminó como estrella del Real Zaragoza. Había nacido para vestir la camiseta blanca pero no el Bernabeu sino en La Romareda. Su gol de la final de la Recopa, junto al golazo de Nayim, forma parte de la página más dorada de la historia del club aragonés.

Boca Juniors, los cracks de la Bombonera

El primer jugador a citar cuando repasamos los talentos que han vestido la camiseta de Boca solo puede ser uno, Diego Armando Maradona. Dicen que River Plate intentó su fichaje pero fue Boca Juniors quién lo consiguió en 1981, procedente de Argentinos Juniors. En su primera temporada en la Bombonera ya ganó una Liga. Es más que un ex futbolista del club, es su mayor hincha, y sobre estos Superclásicos dejó una frase para la historia: “Ganarle a River es como que tu mamá te venga a despertar con un beso a la mañana”.

Maradona Boca Juniors

Maradona fue jugador y ahora un gran hincha de Boca Juniors

Entre los porteros de Boca de las últimas décadas me ha costado recordar alguno de alto nivel. Willy Caballero quizá sea el mejor, o el que ha tenido una carrera más destacada. A sus 35 años y después de pasar con éxito por Elche, Málaga, City…este verano llegó al Chelsea con la carta de libertad para estar a la sombra de Courtuois.

En la defensa, Samuel, que se retiró en 2016 del fútbol ganando la Super Liga Suiza con el Basilea. En la Roma es donde comenzamos a ver la gran seguridad que ofrecía el llamado “Muro”. El Real Madrid lo fichó para ocupar la plaza que dejaba Fernando Hierro pero no cumplió con las expectativas y regresó al fútbol italiano, concretamente al Inter. En Milán cosechó sus mejores años, consolidándose como un defensor de referencia.

Por otra parte, Rodolfo Arruabarena también es considerado por los hinchas de Boca Juniors como una leyenda del club. En España, destacó con el Villarreal de los Palermo, Riquelme…era la época de un submarino amarillo de altas navegaciones por la Champions. El lateral zurdo conocido como “El Vasco” futbolísticamente regresó a la bombonera para entrenar al club dos temporadas estando ahora en el fútbol árabe.

Tres defensas que dejaron huella en LaLiga tras su paso por la Bombonera fueron Luis Perea, Fabriccio Coloccini y Cata Díez. Comenzando por el colombiano, ocho temporadas vistió los colores rojiblancos del Atlético de Madrid, conquistando dos Europa League para un conjunto colchonero que venía de temporadas muy complicadas. Coloccini también pasó por el Atlético pero en España es más recordado por las cuatro temporadas en el Deportivo de La Coruña, aunque también jugaría en Deportivo Alavés y Villarreal.

Y Cata Díaz también será recordado en la Liga, lo será por su extenso paso por el Getafe. Con cara de chico malo, su infinita tranquilidad era un seguro para sus entrenadores que apostaban por él sin dudarlo. Es toda una institución en Getafe, siendo uno de los jugadores que más ha vestido la camiseta azulona en Primera.

Adelantando al centro del campo, Juan Sebastían Verón fue uno de los jugadores más destacados de los años 90 en su paso por grandes clubs como Manchester United, Chelsea, Inter, Lazio, Sampdoria, Parma… “El Brujo”, es actualmente el presidente de Estudiantes, club que le formó como futbolista.

En el 2006, un futbolista de Boca llegaba al Santiago Bernabéu junto a Higuaín y Marcelo. Aquel otro jugador era Fernando Gago que fue quien ofreció un peor rendimiento en el Real Madrid. Ese centrocampista recuperador y generador de juego tuvo una segunda oportunidad en el Valencia pero tampoco fue positiva su experiencia y terminó marchándose a la Roma. En su carrera Gago ha encontrado obstáculos como muros con tres importantes lesiones que le han impedido triunfar en Europa como se esperaba de aquel chico que destacó en Boca Juniors.

Gago celebra gol Boca Juniors

Las lesiones han frenado a Gago en su rendimiento en Europa.

Quién sí triunfó en Valencia fue el Kily González que competía con Vicente Rodríguez por la titularidad. Quizá estos dos hayan sido dos de los mejores extremos zurdos en la historia del club de Mestalla. Puro carácter, un sprint suyo levantaba a toda una grada la cual se ganó hasta pasar a ser todo un ídolo para la afición. Su fuerte carácter, puro argentino, le costó algún castigo, por ejemplo de Rafa Benitez.

Y si antes mencionábamos a Arruabarena de aquel Villarreal de Champions que todos tenemos en nuestro recuerdo, no podemos olvidar a Juan Román Riquelme. El Barcelona lo fichó pensando que compraba al nuevo Maradona, pero en el Camp Nou no triunfó, Van Gaal no favoreció a que pudiese jugar en su posición más certera. El Barça terminó apostando por un joven Ronaldinho, y Riquelme se marchó al Villarreal. Quizás todos ganaron con esa decisión, ya que Juan Román volvió  a ofrecer su mejor futbol en El Madrigal. Dejó muchas buenas noches para los aficionados groguets, pero quizás muchos le recordarán por una mala, la de aquel penalti que erró frente al Arsenal que les dejaría sin la tan ansiada final de la Champions.

En ataque, los últimos delanteros que han llegado desde Boca Juniors a la Liga han sido Araujo y Calleri. Pero echando la vista atrás, en Europa pudimos disfrutar de Martin Palermo y Caros Tévez. Diego Armando Maradona exigió a la directiva de Boca que ficharan a Palermo y éste le devolvió esta confianza marcando goles sin parar y ganando Liga, Copa Libertadores y Copa Intercontinental frente al Real Madrid. El Villarreal sorprendió a todos con su fichaje mediático que llenó de periodistas argentinos la ciudad deportiva castellonense. Sin embargo, una grave lesión tras un partido de Copa frente al Levante fue un obstáculo demasiado grande para un jugador que no ofreció en la Liga una versión tan buena como en su país.

Carlos Tévez, que ahora juega en China, ha destacado tanto dentro del campo como fuera por las historias que se han relatado de él. En varias entrevistas ha reconocido que sin el fútbol estaría en callejones oscuros o incluso en la cárcel, y es que las amistades de su infancia no eran las mejores. El delantero argentino, tras ganarlo todo en Argentina y Brasil (Corinthians), fichó por el West Ham de la Premier, al que salvó del descenso con sus goles. Un jugador de su nivel merecía estar en “clubs top” y le llegó su oportunidad con el Manchester United donde demostró estar a la altura. La salida de los diablos rojos no fue buena, enfrentado con la dirección del club. “Cruzó la calle” y se marchó al máximo rival, al vecino Manchester City donde también destacó antes de tomar rumbo a China.

En resumen, una extensa lista de excelentes futbolistas han pasado por estos dos históricos clubs, quizás los mejores jugadores de los años 90. ¿Cuál es tu favorito?…y por cierto…

¿Vos sos de River o Boca?

Sobre El Autor

El balón es mi mejor amigo (como dirían Oliver y Benji), y la comunicación es mi pasión. Soy periodista y cuento con experiencia en diversos medios de comunicación en España y Reino Unido (Cadena Ser, CNTimesLive…). Durante varios años he seguido el día a día de la actualidad del Valencia CF, Levante UD, y Valencia Basket. Los estadios son mis templos, y el fútbol mi religión.

Artículos Relacionados