Cholo Simeone manteado

El Cholo Simeone y su Atlético de Madrid, la sorpresa de este año futbolístico

Se acabó la Liga, desde aquí darle la enhorabuena a los colchoneros y al Atlético de Madrid por la magnífica temporada que ha realizado.

El equipo del Cholo Simeone, con un once muy compacto y un juego lejos del, hasta hace un año alabado, fútbol combinativo, pero atractivo por la cohesión y los armónicos movimientos tanto defensivos como ofensivos, consiguió superar las bajas de sus dos principales estrellas ofensivas Arda Turan y Diego Costa, para salir vivo del supuesto infierno culé.

El conjunto del Tata Martino, no supo ni pudo dar una última alegría a su parroquia, ni siquiera espoleados por una magnífica afición, que desde el minuto 0 demostró que ese día sí “tot el camp era un clam”, los blaugrana pudieron acorralar a los bravos atléticos. O bien la capacidad de motivación del Tata era nula, extraño viniendo de Argentina aunque sería la excepción que confirma la regla, o bien el paupérrimo rendimiento de los jugadores no fue más que la demostración de una temporada vivida entre sobresaltos emocionales y una excesiva relajación. Todavía tienen crédito por lo mucho que nos dieron, pero otro año más como este y alguno de la directiva y del plantel tendrá que salir en globo.

Sergio Ramos celebra gol Champions League

Sergio Ramos ha cuajado probablemente la mejor temporada de su carrera

Se acabó la Champions, enhorabuena a los madridistas y al Real Madrid por la consecución de tan valioso título. El Real Madrid no se rindió nunca en el partido y hasta el final creyó en la victoria, fue un justo vencedor aunque el Atlético más que nunca se convirtió en el mito de Uróboros, la serpiente que se devora a sí misma, simbolizando el esfuerzo eterno y más que nunca un esfuerzo inútil. La pasión de Diego Costa por ayudar volvió a nublar la, durante todo el año, frialdad táctica de Diego Pablo Simeone. El bravo delantero centro percibió, justo cuando el esférico empezó a rodar, que no estaba para mucho tiempo, con su cambio el Atlético inició un lento proceso de autofagia, los últimos 20 minutos, sin ese cambio que sustentase el mediocampo, se convirtieron en una agonía hasta que Sergio Ramos elevó su imperial figura y los atléticos cayeron en el hades futbolístico. Esto no tiene que quitar un ápice de mérito a la extraordinaria temporada de generosidad y esfuerzo futbolístico del conjunto colchonero.

Lionel Messi triste

¿Se acabó la era de Lionel Messi?

Se acabó la época del Tata Martino al frente del F.C. Barcelona. Adiós Tata, hola Lucho. El seguidor culé ha vivido durante el último mes en una ambivalencia motora, mientras con la mano derecha despedía al entrenador argentino, con la izquierda daba la bienvenida al entrenador formado, como tal, en la cantera blaugrana ¿Qué aportará Lucho que no tuviese Gerardo? Lo primero es que es un noi de la casa, conoce el club blaugrana desde la base hasta el vestuario más profesionalizado, que no profesional al menos este año, de la entidad culé. Sabe qué puede esperar de la cantera y cómo puede exigir a los mayores.

De él se espera que le dé al equipo la misma impronta que él poseía como jugador: que corran, que luchen, que presionen, que no den un partido por perdido ni un balón por no dividido… Todo esto viendo los últimos partidos del equipo culé suena más a utopía y deseo imposible de seguidor que a realismo venidero a corto plazo, pero la rápida metamorfosis del equipo de Rijkaard al equipo de Pep nos hace albergar esperanzas.

Sus tres primeras apuestas, un portero joven y dos chavales de la cantera, son un signo de lo que puede ser su ideal de equipo, gente con hambre dispuesta a hacerse un nombre, lobos hambrientos para despedazar títulos. Todo esto se ve un poco marchitado cuando uno piensa que, al frente de la nave culé, dirigiendo los mandos de la revolución se encuentra el mismo elemento que, o bien por ceguera propia o bien porque alguien le dijo tápate los ojos y sigue cobrando, no supo poner remedio al declive culé. Esperemos que Lucho transmita algo de pasión al bueno pero inepto de Andoni, sus declaraciones de “el mercado se cierra en agosto” nos han hecho cerrar los ojos a más de uno pensando que estamos protagonizando “la temporada de la marmota”, tres años escuchando lo mismo y sin que nadie actúe.

Para finalizar un par de preguntas:

¿SE ACABÓ MESSI?

Esperemos, por el bien del fútbol, que no. El que iba a ser, o era para otros, el mejor jugador de la Historia, ha vivido una temporada aciaga, la cual, tras la pobre comunicación por parte del jugador y el club, sigue siendo un misterio para el aficionado. En el Mundial se enfrenta a su propia moneda de dos caras, si triunfa dirán que se estuvo reservando para el Mundial, si fracasa dirán que es un jugadorazo fugaz como Ronaldinho, y el paso al Olimpo de los elegidos le será negado.

¿SE ACABÓ EL CICLO CULÉ?

La consecución por parte del Real Madrid de la Copa del Rey y de la Champions, ha sido vendida por la prensa madrileña como el inicio de un ciclo triunfal por parte de la entidad madridista. No discuto quien lo proclama, también dicen que Cristiano celebró su último gol con la elástica blanca de manera tan exageradamente irreverente y fuera de lugar porque estaba posando para su película, sino si el equipo culé será capaz en un solo año de volver a reinventarse.

En definitiva, con un F.C. Barcelona en vías de renovación, un Real Madrid sabiéndose el gran triunfador de esta temporada, un Valencia que con Pizzi mejoró mucho, un Sevilla que volvió a tocar la gloria europea y sobre todo un Atlético de Madrid que reza porque la pluscuamperfecta máquina futbolística creada no sea desguazada por piezas, la Liga 2014/2015 se torna emocionante desde el inicio. Aquí os esperamos para volver a contarla.