Cuando se realiza el sorteo de la Liga de cada temporada se condiciona, entre otras cosas, para que el enfrentamiento entre F.C. Barcelona y Real Madrid no se programe para las primeras ni para las últimas jornadas de cada vuelta, en previsión de que pueden ser partidos muy decisivos para el resultado final del campeonato, encuentros que se pueden convertir en el partido del año.

Lo que pocos podían imaginar es que el partido entre Atlético de Madrid y F.C. Barcelona programado para la última jornada de cada vuelta pudiera decidir, de momento, al campeón de invierno como si de una final se tratara. Sería de una emoción increíble que también fuera decisivo para el título final el partido de la última jornada de Liga entre ambos.

Y es que a la vista de los resultados de la última jornada, queda pendiente esa primera plaza tras completar la primera vuelta de lo que acontezca el sábado en el Vicente Calderón. Será sin duda el duelo más apasionante de lo que llevamos de temporada.

Ambos equipos se enfrentaron ya en la Supercopa, con sendos empates tanto en la ida como en la vuelta que acabaron dando el título al Barça por el valor doble de los goles fuera de casa. Los rojiblancos no lograron el título, pero salieron de aquella final con la sensación de haber incomodado a los blaugranas desde el primer al último minuto de ambos encuentros.

Atlético de Madrid - F.C.Barcelona, posiblemente el partido del año

Atlético de Madrid – F.C.Barcelona, posiblemente el partido del año

Para el Atlético es el partido de la ilusión, el que puede darles argumentos definitivos para creer en la posibilidad de ganar una Liga que parecía vedada en exclusiva para los dos grandes. Llega con su flamante fichaje de invierno, José Sosa, y con ese grupo compacto comandado por el Cholo Simeone, siempre tan complicado de batir.

Un equipo todoterreno, capaz de leer cualquier tipo de partido y sobreponerse a cualquier problema que se le presente. Para este partido cuenta con la importante baja de Juanfran, uno de sus hombres más en forma, que deberá ser sustituido bien por el joven y más ofensivo Manquillo o por la opción más defensiva que encarna Alderweireld.

El Barça del Tata Martino debe buscar confirmar la superioridad de sus resultados para terminar de ahogar las críticas que genera su juego en la comparación con los mejores años del guardiolismo. Para ello, toca trabajar contra uno de los conjuntos más incómodos del mundo cuando se trata de impedir desarrollar el juego a sus rivales.

La parte positiva es el regreso de Messi y Víctor Valdés, como si de dos fichajes de invierno se trataran. También la experiencia a la hora de manejarse en estas situaciones puede ser un factor a su favor.

La necesidad de la victoria va más allá de los tres puntos. Para ambos supondría una inyección de moral y la confirmación de que están haciendo las cosas bien. La derrota blaugrana supondría muchas dudas, mientras que la rojiblanca les restaría esperanzas y les pondría los pies en el suelo hacia objetivos menos ambiciosos.

Será un partido con mayores emociones que juego, seguramente, pero merecerá la pena vivirlo.

Sobre El Autor

Director Adjunto

Futbolero y colchonero desde 1978. Sé por qué soy del Atleti, pero no puedo explicarlo. Si quieres hablar de fútbol, aquí tienes un amigo.

Artículos Relacionados