Tras partidos insulsos la temporada pasada donde su aportación al equipo era la mera presencia de su nombre en el once inicial, Sergi Roberto vive sus mejores momentos con la camiseta blaugrana desde que debutara aquel 10 de noviembre del año 2010. Tal es su progresión que ya son muchos los que le ven de titular en el clásico del próximo día 21.

Y es que el de Reus, al contrario de lo que hicieron otros jugadores jóvenes y con proyección, apostó por quedarse en el club que todo le ha dado. Su decisión es a día de hoy y sin lugar a dudas, la mejor que ha tomado en su carrera profesional.

Los impedimentos de inscribir por parte de la “ejemplar” FIFA, los errores de planificación de la directiva permitiendo a Xavi Hernández abandonar el club antes de enero e infortunios como las lesiones, alguna de larga duración como la de Rafinha, han hecho de Sergi Roberto una pieza clave en la plantilla del F.C.Barcelona.

Su polivalencia jugando ya sea de lateral derecho, mejorando las prestaciones de un Dani Alves que parece que mientras firmaba su renovación decidía de motu propio bajar su rendimiento al más puro estilo Adriano, o de centrocampista asistiendo por doquier, ponen a Sergi como ejemplo de que con trabajo, paciencia y calidad todo se reduce a esperar a que llegue la oportunidad para triunfar.

La única incógnita que queda es saber qué sucederá cuando Arda Turan y Aleix Vidal se calcen las botas en enero. ¿Seguirá contando con minutos? ¿Será el lateral derecho suplente de Alves (o incluso titular)?

En cualquier caso, lo que está claro es que Sergi Roberto es el ejemplo de que no todo lo que viene del Barsa B es malo y sobre todo de que al buen trabajo siempre acaba llegándole la recompensa.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.