Hay cosas que están muy por encima de la rivalidad deportiva y que son dolorosas para cualquier persona de bien. Por eso no es de extrañar que, un bético incondicional como yo, recuerde en estas líneas al sevillista Antonio Puerta. Siete años han pasado ya desde la muerte del joven jugador sevillano.

El canterano del Sevilla F. C. era un jugador con una proyección de futuro enorme. Destacaba por su largo recorrido en el carril izquierdo, pudiendo actuar tanto de extremo como de lateral. Luis Aragonés no dudó de sus cualidades y le hizo debutar en la Selección española. Con solo 22 años, su nombre aparecía para futuros traspasos de clubs europeos de prestigio. Pero lamentablemente, todo se truncó el 25 de agosto de 2007.

Era el primer partido de Liga y antes de llegar a la media hora de juego, Puerta cayó desplomado al césped del Sánchez Pizjuán. Salió del terreno de juego por su propio pie tras ser reanimado, pero en el vestuario volvió a sufrir varios desvanecimientos. Lograron reanimarle, pero el daño sufrido en su organismo por la paradas cardiorrespiratorias que sufrió fue irreparable. Antonio fallecía tres días después dejando consternados al fútbol español y, por supuesto, a su familia.

Lo que pasó a raíz de la muerte de Puerta fue emocionante. Equipos de todos los rincones del planeta mostraron sus condolencias. De entre todas las reacciones, la más emotiva y simbólica fue la del Real Betis Balompié y sus aficionados. Muchos béticos acudieron al Sánchez Pizjuán como muestra de dolor y para apoyar a la afición sevillista en esos duros momentos. La eterna rivalidad sevillana quedó olvidada y ambas aficiones lloraron juntas la muerte de Antonio Puerta. La plantilla del Real Betis acudió al sepelio encabezada por el entonces máximo mandatario Manuel Ruiz de Lopera.

Es una pena que tengan que ocurrir cosas como esta para ver unidas a dos aficiones rivales. Pero por lo menos, el fallecimiento de Puerta sirvió para que, desde entonces, la rivalidad sea solo deportiva. Muchos sevillistas y béticos que no sabían entender la relación que debe haber entre ambas hinchadas, tomaron conciencia de que, en la vida, hay muchas más cosas que nos unen que las que nos separan. Hasta para eso fue bueno Antonio Puerta.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.