La jornada del sábado no nos dejó ninguna sorpresa, si bien ha estado cerca de llegar alguna. Los grandes han ganado sus partidos aunque algunos le han puesto más emoción o menos méritos de lo esperado.

Queda para esta tarde ver si el Barça, tras estrellarse en París el día de los enamorados, no termina de decepcionar a su amado público y puede ganar al débil Leganés.

El viernes tuvimos uno de los primeros puñetazos en la mesa de uno de los clubes del descenso, el Granada, que venció 4-1 al Betis. Quiso respirar este equipo con talento, pero de tantas procedencias que parece difícil conjuntarlos.

El Sporting dominó el partido, tuvo mejor ritmo, más manejo del partido, incluso supo sobreponerse cuando Carrasco adelantó al Atlético al inicio del segundo tiempo y empató casi en la siguiente jugada. Pero cuando te gastas un dineral en un tipo como Gameiro es para que, al menos, te gane algún partido. Y ayer fue su día. Salió a falta de media hora y entre el minuto 79 y el 84 anotó uno de los hat tricks más rápidos de la historia de la Liga. Con un gran pase de Griezmann en el primero y dos llegadas a agujeros de la defensa local lució su mayor virtud: velocidad y mano a mano con el gol. Tres puntos para el Atleti que, como la semana pasada, pudieron no ser…

Para el Real Madrid todo fue más plácido ante el Espanyol. No opuso gran resistencia, aunque no pudo terminar de cerrar el 2-0 hasta el minuto 90, con Bale certificando su vuelta con gol. Con Lucas Vázquez brillando, Cristiano dejando el detallazo del día con una elástica con caño incluido digna de Ronaldinho y Morata abriendo el marcador. Una tarde relajada para el líder, por lo que pueda venir de aquí al final de temporada.

En el Depor empezaba esta semana el runrun sobre Garitano, pero como otros días, hoy tuvo menos resultado que merecimientos ante el Alavés. Oportunidades por dominio en el Deportivo local, a la contra en el Deportivo Alavés, y al final el partido se decidió por un penalti, cuanto menos, dudoso.

La jornada se cerraba en el Pizjuán con la visita del Eibar, que venía enrachado y lució buen juego, pero no eficacia. Además, a la media hora, Jovetic volvió a demostrar nivelazo con una gran asistencia a Sarabia para el 1-0. Siguió sin estar cómodo el Sevilla en la segunda mitad, pero el Eibar no neutralizaba el resultado y Vitolo salió para avisar, hasta que con otra asistencia de Jovetic anotó el segundo.

Toca esperar a esta tarde de domingo para ver si llegan sorpresas o la vida sigue igual en la primera división española.

Sobre El Autor

Director Adjunto

Futbolero y colchonero desde 1978. Sé por qué soy del Atleti, pero no puedo explicarlo. Si quieres hablar de fútbol, aquí tienes un amigo.

Artículos Relacionados