Se acerca el arranque del Mundial y cada Selección, hasta la más humilde, lleva en el fondo de su corazón la esperanza de dar la campanada. Algunos se conformarían y celebrarían como un éxito sin precedentes su clasificación para los octavos de final, para otros el sueño alcanza hasta levantar la Copa, pero el objetivo común es poder ser una de las sorpresas del Mundial. Entre los grandes la sensación es la contraria, las múltiples lesiones o la irregularidad en el rendimiento provocan que muchos teman convertirse en la decepción del torneo. Hoy me voy a atrever a jugar a adivino, asumiendo el riesgo de que al acabar el Mundial no haya acertado en nada, y voy a intentar anticipar quiénes pueden ser las sorpresas y decepciones del Mundial 2014.

Empezando por lo que nos toca más de cerca, en el grupo B, junto con España y Australia, forman Holanda y Chile. Tras el sorteo llamó la atención que el primer enfrentamiento de ese grupo fuera la reedición de la final de 2010 y la primera idea que nos asaltó fue que sería muy duro competir con Holanda. Al minuto siguiente nos dimos cuenta de que Chile también tendría mucho que decir en ese grupo. Pero es que una lectura más pausada de las posibilidades de cada uno me hace pensar que el rival complicado es, de hecho, Chile.

Pienso que Holanda va a ser una de las decepciones de este Mundial. Demasiado dependientes de Robben y Van Persie y muy lastrados por las bajas de Van der Wiel, Van der Vaart y, sobre todo, Strootman, quien estaba llamado a ser el eje del centro del campo oranje. Debe ser para ellos un torneo de transición, aunando los restos de la vieja guardia (aparte de los ya citados están clásicos como Sneijder, de Jong, Huntelaar o Kuijt) con una nueva generación peligrosamente inexperta, pudiendo pagar esa bisoñez sobre todo en la línea defensiva.

Robben y Van Persie celebra gol Holanda

Robben y Van Persie liderarán a Holanda en el Mundial

Veo a Chile pasando por encima de Holanda. Con jugadores de primer nivel en todas sus líneas, son un equipo muy hecho, duro fajador, presionante y correoso. A pesar de los problemas físicos que hacen que un hombre de la importancia de Arturo Vidal llegue mermado, cuentan con Bravo, Isla, Medel, Valdivia, Orellana o Alexis Sánchez para unir trabajo y calidad. Por su forma de jugar, seguro que Brasil les está temiendo ante la perspectiva de un cruce en octavos contra ellos.

También hay que prestar atención en ese grupo de Brasil a su rival del partido inaugural: Croacia. Con la creatividad de Modric o Rakitic, la capacidad de definición de Mandzukic u Olic y defensas como el incansable lateral Srna o Lovren tal vez no les llegue para desbancar a Brasil, pero sí para obligarles a estar muy atentos. Podrían ser una de las grandes sorpresas… y cuidado que pueden cruzarse con España.

En el grupo D, Uruguay e Inglaterra pueden ser la cara y la cruz. Con la compañía de Italia, que siempre sale a flote, los uruguayos van con el recuerdo del Maracanazo del 1950 y con ilusión y calidad suficiente para convertir a Inglaterra, la inestable e irregular Selección de los tres leones, como la tercera en discordia de un grupo muy duro.

Con Roy Hodgson al frente, un entrenador un tanto desfasado, y con el mediocampo aun colgado de Gerrard y Lampard, a no ser que jóvenes como Sturridge, Welbeck, Wilshere o Sterling tomen los galones me temo que Inglaterra volverá a ser decepcionante. Me sorprendería que no volvería a mostrarse como un conjunto con más nombres que juego.

Por el contrario Uruguay podría confirmar el cuarto puesto de 2010 y su triunfo en Copa América con, por qué no, el título mundial. Tiene un grupo compacto que conjunta trabajo, experiencia y clase, con mucho gol y pocas fisuras. Sus estrellas están acostumbradas a la presión y la única duda que lleva es si Luis Suárez estará completamente recuperado de la lesión que le ha hecho ser duda para el torneo.

Aunque suene raro dudar de un equipo con Agüero, Higuaín, Di María y, sobre todo, Messi, creo que si Argentina hubiera tenido un grupo algo más difícil podría haberse estrellado a las primeras de cambio. Sin problemas cuando el balón esté cerca del área contraria, donde tiene artillería sobrada, todo lo demás está cogido con alfileres. Atrás no dan suficiente seguridad defensiva y el centro del campo no tiene suficiente creatividad para facilitar la fluidez en ataque. Incluso en ataque tiene tantos buenos jugadores que le puede costar cuadrar una alineación en la que aproveche tanto potencial.

Por último, mi debilidad: Bélgica. Un grupo con futbolistas sobresalientes con los que Wilmots ha ido trabajando desde hace algún tiempo para crear un equipo temible y bien conjuntado. A pesar de la baja de Benteke, un delantero con un físico imparable, cuenta con muchos de los futbolistas de moda en Europa: Courtois, Vertonghen, Vermaelen, Fellaini, Dembélé, De Bruyne, Mirallas, Januzaj, Lukaku o Hazard. Aunque tal vez este Mundial 2014 les coja demasiado jóvenes, forman una Selección que va a ser referente en Europa en los próximos años. Si consiguen suplir esa juventud con la experiencia que tienen en grandes equipos y van entrando en el torneo gracias a un calendario que les irá ir aumentando la dificultad, serán una de las alegrías del Mundial.

Alineación Bélgica

¿Llega pronto el Mundial 2014 a Bélgica?

Por supuesto que muchas de estas previsiones no se cumplirán, que aparecerán otras sorpresas y decepciones, pero creo que puede servir de guía para lo que empezaremos a ver dentro de pocos días. Si luego se cumplen estas previsiones, no digáis que no os avisé…

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.