Podríamos señalar el 2013 como el año en el que todo cambió para Santi Cazorla. El futbolista de la Premier se lesionó el talón en un amistoso disputado entre España y Chile y desde entonces nada ha vuelto a ser lo mismo para el jugador asturiano. Ahora, casi cinco años más tarde, esa fisura en el talón que le mantuvo unos meses alejado del Fútbol sigue pasándole factura.

Y es que en 2015 el jugador del Arsenal volvió a lesionarse tras una rotura de ligamento en la rodilla izquierda y el hecho de estar apartado de los entrenamientos y partidos durante su recuperación le agravó los dolores en el pie.

Santi Cazorla ayudado a ser levantado durante un partido de la Premier League

Santi Cazorla ayudado a ser levantado durante un partido de la Premier League

Desde entonces habían sido 8 las operaciones a las que Santi Cazorla había tenido que hacer frente tras la dificultad para que los puntos en el talón cicatrizasen de forma correcta y sin infecciones. La última fue el 29 de mayo de este mismo año cuando los médicos trataron de reconstruir el tendón de Aquiles que ya habían tenido que acortar varios centímetros.

Tras esa operación todos se mostraban optimistas y la situación parecía apuntar que Cazorla volvería a ponerse las botas este principio de año. Sin embargo, una nueva complicación en su tobillo ha llevado al asturiano hasta el quirófano nuevamente para hacer frente a la novena intervención. Una lesión que se ha ido agravando con el paso del tiempo y que llevó a los médicos a tener que trasplantar piel de su brazo hasta el talón lesionado.

Santi Cazorla enseñando el injerto de piel que los médicos tuvieron que hacer en su tobillo

Santi Cazorla enseñando el injerto de piel que los médicos tuvieron que hacer en su tobillo

Fue hace unos meses cuando el centrocampista del Arsenal concedió una entrevista en la que contó por primera vez el calvario por el que estaba pasando desde hacía años y en el que confesaba las veces que había pensado si podría seguir su carrera en el Fútbol o tendría que dejarlo al no ver mejoras y al experimentar el intenso dolor que sufría en cada partido.

Ha sido el mismo quien a través de sus redes sociales ha compartido la mala noticia con todos sus seguidores y ha dejado claro que sigue en este proceso de recuperación con ilusión y motivación para volver cuanto antes a disfrutar de lo que más le gusta, el Fútbol.

Santi Cazorla se puso a las órdenes de Arsene Wenger en 2012  y dos años después, el 18 de marzo de 2014, el club le ofreció una extensión en su contrato a pesar de haberse lesionado ya con anterioridad.

Los compañeros de Santi Cazorla se han volcado con él en las redes sociales deseándole una pronta recuperación que esperemos no se alargue demasiado. El jugador español, que ha sido campeón de la Eurocopa en 2008 y también en 2012, ya ha cumplido los 32. Un hecho que da para pensar en las condiciones en las que el mediocentro estará cuando vuelva a calzarse las botas, esperemos que sea más pronto que tarde.

Sobre El Autor

Periodista graduada por la Universidad de Murcia que actualmente se encuentra en Londres probando suerte. Una enamorada del fútbol que se siente afortunada de haber sido testigo de las hazañas más grandiosas que la Selección Española ha cosechado nunca. Y aquí sigue, con intención de volver a contarlo.

Artículos Relacionados