Se acerca la hora de la verdad. En un Mundial con sorpresas y favoritismos menguantes, llega el momento de que la mitad de los participantes se vayan a casa. Empieza la última jornada de la fase de grupos con muchas cosas aún en juego.

En el grupo A, que se define esta tarde, Rusia y Uruguay, ambas clasificadas, solo tendrán que dirimir cómo se reparten las dos plazas, sin conocer de antemano a qué cruce les abocará y siendo los locales primeros en caso de empate en el partido. Mientras, Arabia Saudí y Egipto jugarán tan solo por el honor de irse de este Mundial con una victoria.

El grupo de España, el B, se decide esta misma noche. Con Marruecos eliminada, lo demás queda en el aire. Si España gana a Marruecos y Portugal a Irán, dependerá de la diferencia de goles (actualmente igualada) para seleccionar quien termina primero de grupo. Si Irán gana a Portugal le superaría en la clasificación, pudiendo dejar fuera a los de Cristiano Ronaldo excepto si también perdiera España por mayor diferencia de goles que nuestros vecinos lusos. También el empate podría valer a España, pero pasaría seguramente como segunda de grupo.

En el grupo C, Francia está ya clasificada y Perú eliminada, pero una derrota de los galos ante Dinamarca les dejaría como segundos. Ojo a la opción de clasificación de Australia: si vence a la eliminada Perú y Dinamarca cae ante Francia, la diferencia de goles podría dar el pase a los oceánicos.

El D es una gran incógnita, donde todos pueden clasificarse. Por partes, a Croacia, ya clasificada, un empate ante Islandia le haría pasar como primera. A Nigeria también le puede valer el empate para clasificarse siempre que Islandia no derrote a Croacia. Los norteuropeos y los sudamericanos tendrán que recurrir a carambolas si quieren seguir adelante. Los primeros necesitan ganar y que Argentina también lo haga. Los de Messi tendrían que vencer a Nigeria y esperar que Croacia al menos empate.

Messi Argentina pensando

También en el grupo E habrá que hacer cuentas con los goles que consiga cada selección. A Brasil le valdría el empate para pasar, mientras que Serbia necesita vencer a la canarinha y rezar para que Suiza no haga lo mismo con la eliminada Costa Rica. Podría entrar empatando si Suiza pierde, pero entonces habría que acudir a la calculadora de goles para dirimir las plazas.

La feliz México aun no está clasificada en el grupo F. Si cae ante Suecia y Alemania vence a Corea del Sur, quedaría fuera. Eso sí, puntuar ante Suecia le aseguraría la primera plaza. Al llegar Alemania y Suecia empatados a puntos, quien logre mejor resultado debería asegurar su clasificación, aunque existe también opción de triple empate si México y Corea ganan sus partidos, en ese caso dependerá de los resultados de cada encuentro.

En el grupo G, como en el A, ya sabemos quienes pasan, pero no el orden. Bélgica e Inglaterra, empatadas a todo, dirimirán quién es primero en un cara a cara en el que podría acabar decidiéndose el orden por fair play. Aquí, Túnez y Panamá, quedan relegados a luchar por el honor.

Por último, el grupo H, con Polonia eliminada, pero el resto de equipos aun luchando. Si Japón (ante Polonia) y Senegal (ante Colombia) sacaran un empate, ambos conjuntos se clasificarían. Si los cafeteros vencen a los africanos, aun podrían ser incluso primeros. Si Japón pierde y Senegal empata con Colombia, la diferencia de goles podría dejar a los nipones fuera del Mundial.

Múltiples combinaciones y un montón de emociones fuertes para esta semana. Último partido de la fase de grupos que dará paso a las rondas de eliminación, a la verdadera salsa del Mundial.

Harry Kane

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.