No teman, no voy a hacerles recitar el trabalenguas de los tres tristes tigres. Aunque sería más gratificante y divertido que analizar los partidos de anoche de los tres equipos españoles en la Champions League.

David Luiz y Cristiano

Y es que, pese a la importante victoria del Real Madrid frente al Paris Sant-Germain que le ha supuesto la clasificación para Octavos de Final, la imagen y las sensaciones que trasmitió el equipo de Rafa Benítez no fueron las mejores. El conjunto madridista fue un pelele en manos de los parisinos. La madera en dos ocasiones y la falta de puntería y contundencia a la hora de rematar a gol en otras fueron determinantes para que lo puntos se quedaran en el Bernabéu y no volaran rumbo a la ciudad de la luz.

También triste y escaso se antoja el punto obtenido por el Atlético de Madrid en la lejana Astana. Por muchas horas de vuelo que hayan sido y por muy remota que sea la ciudad kazaja, el equipo colchonero es claramente superior al asiático (sí, de Asia aunque juegue una competición europea) y debió ganar el encuentro. Con este resultado, a los rojiblancos se les complica ser primeros en su grupo, ya que estarán obligados, casi con total seguridad, a ir a ganar a Lisboa en el partido que cierra la fase de grupos frente al Benfica.

Y obviamente, si tristes resultan la victoria del Real Madrid y el empate del Atlético, la derrota del Sevilla F.C. también tiene el mismo carácter. Tras el partido disputado en Manchester hace un par de semanas, los sevillistas albergaban esperanzas de cara al encuentro en Nervión. Fue efímero el optimismo. Antes del cuarto de hora de juego el marcador reflejaba un desalentador 0-2. Aun así, tuvieron los de Emery alguna ocasión para empatar el envite tras el gol de Tremoulinas, pero fue el City el que logró, antes del descanso, el 1-3 definitivo. Los andaluces tienen una mínima opción de clasificarse. Todo pasa por ganar los dos encuentros que quedan y esperar dos tropiezos de la Juventus de Turín.

Esperemos que esta noche el Valencia C.F. y el F.C. Barcelona no caigan en la tristeza de los otros tres equipos españoles. Y si es así, que por lo menos les acompañe la suerte de un resultado favorable. Las penas con pan, son menos penas.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.