Bojan Krkic, el jugador que prometía ser uno de los ejemplos de éxito de la masia azulgrana, parece no tener suerte desde que abandonó el club de sus amores. Pese a todos los éxitos conseguidos vistiendo la camiseta culé, no ha gozado de continuidad en ningún club y se ha visto obligado a cambiar de aires para poder disfrutar de los minutos que carecía. En total habrá defendido siete camisetas de cinco ligas distintas en los últimos siete años.

Procedente del Bellpuig llegó al Camp Nou. En sus temporadas en los equipos inferiores se convirtió en uno de los máximos goleadores de la entidad. Siempre fue una categoría por delante de su edad fruto de su calidad y olfato de gol que le permitieron dar el esperado y definitivo salto al primer equipo el año 2007, convirtiéndose en el tercer jugador más joven en hacerlo. Posteriormente, desbancaría a Messi para tener el honor de ser el jugador más precoz en marcar un gol con el primer equipo. Fue ante Villarreal en Liga, con 17 años, una cita que seguro no olvidará nunca.

Tras su fulgurante aterrizaje, la temporada siguiente, la 08-09 fue un gran año al ser pieza clave con sus goles para conquistar la Copa del Rey en la que incluso llegó a marcar un tanto en la final ante el Athletic de Bilbao disputada en Mestalla y que sería el principio de un triplete histórico. En marzo de 2011, con 20 años, fue el jugador más joven del club en llegar a los 100 partidos en Primera. Pero poco a poco dejó de tener protagonismo y a perder la confianza de Pep Guardiola con lo que decidió echar a volar la temporada 11-12 comenzando su periplo por Europa. El club decidió cederlo a la Roma, entrenada entonces por Luis Enrique, quién demostró interés por el delantero y donde llegó a marcar 7 goles en 37 partidos. El año siguiente, 12-13, su destino fue el Milan.

Bojan, celebrando un gol con la camiseta azulgrana

Bojan, celebrando un gol con la camiseta azulgrana (Reuters)

No acabó de cuajar en el conjunto ‘rossoneri’ con lo que la temporada siguiente recaló en Holanda, para jugar la Eredivisie con el Ajax y teniendo de entrenador a otro ex-azulgrana, Frank de Boer. Esa temporada volvieron los éxitos y añadió dos nuevos trofeos a su palmarés: Supercopa y Liga que se sumaron a las 3 Ligas con el Barça, 2 Champions, 1 Mundial de Clubes, 1 Supercopa de Europa, 1 Copa del Rey y 2 Supercopas de España.

Tras dicho año, fichó en 2014 por el inglés Stoke City equipo en el que hasta hace poco fue pieza clave atacante y un jugador muy querido por la afición. Parecía que la estabilidad profesional había llegado pero esta temporada el técnico Mark Hughes le fue relegando a un segundo plano y el de Linyola decidió hacer las maletas en este mercado invernal y probar suerte en otra liga, esta vez la alemana, recalando en el Mainz 05, equipo que actualmente ocupa la undécima posición de la tabla. Bojan ha sido presentado esta semana por su nuevo club, en el que lo hará como cedido hasta final de campaña y donde lucirá el dorsal 10. Cuenta con el apoyo del que ya es su técnico, Rouven Schroder, quién valora positivamente su incorporación, al que califica como “jugador excelente que se compromete con nosotros. Ganamos juego fuerte, creativo y calidad”.

Otro reto para este joven jugador al que le gusta mirarlos de frente sin miedo a afrontarlos.

Sobre El Autor

Redactora, experta en fútbol femenino

De pequeña me despertaba el himno del Barça que se colaba por mi ventana y me dormía cansada de darle patadas al balón mientras imaginaba un futbol femenino de repercusión. Y como #SoñarEnGrande me gusta, aquí estamos para dar un empujoncito. Culé de nacimiento, viviendo el deporte con pasión.

Artículos Relacionados