Las fronteras en el mundo del fútbol se encuentran en su mayor grado de difusión. La globalización llegó hace una o dos décadas al deporte rey, aunque aún haya casos que nos sorprendan por su exotismo. En este contexto se sitúa el último fichaje del Almería, el tailandés Teerasil Dangda. Y es que pocos conocen la existencia de este fútbol asiático en un país conocido por su turismo, basado en milenarios templos budistas y parajes insólitos, en los mejores de los casos.

Ya nos costó entender que se le diera patadas a un balón en países como Japón, China o Corea del Sur, como para ampliar el cerco a otros escenarios. Los horarios y su manido sistema de contratación de estrellas en ocaso han restado protagonismo a unas ligas que sí están avanzando en el plano publicitario. De China podemos conocer el Shanghai Shenhua donde jugó Drogba, algo nos suena la liga coreana tras el mundial de 2002 y en Japón, equipos como el Yokohama Marinos están ya en el recuerdo de los aficionados… pero, ¿quién juega en la Liga Tailandesa?

Celebración Buriram United Menéndez Carmelo Rochela

El Buriram United de Menéndez, Carmelo, Rochela y más españoles

La Premier League tailandesa, cualquier parecido con la liga inglesa es fruto de la casualidad, está disputada por 20 equipos, y se fundó hace escasamente 18 años. Antes sólo se jugaba una competición copera, la Kor Royal. La competición empieza en febrero, y en los últimos años se ha nutrido de un gran número de jugadores y entrenadores foráneos.

Tailandia se ha convertido en otro destino exótico más para futbolistas que quieren seguir sintiéndose importantes lejos de la exigencia de las grandes ligas o currantes de nuestro fútbol modesto que encuentran su hueco ante aficiones que los idolatran. Este es el caso de los integrantes españoles del Buriram United, el vigente campeón liguero. Alejandro Menéndez, habitual en las bases del Celta y el Real Madrid, entrena una plantilla en la que destacan dos españoles, el excentral del Dépor Rochela y el canario Carmelo, máximo artillero de la última liga. Aunque no hay que olvidar a otros de los nuestros como Arzu, Regino o Pedrosa.

El futuro del fútbol tailandés es Teerasil Dangda, el jugador que nos ocupa en este artículo, aunque la suya no ha sido una historia al uso. La globalización del fútbol a la que aludíamos ha propiciado un mecanismo en boga, el de los convenios de colaboración, sin el cual sería difícil el desarrollo de este deporte en aquellos países.

El Buriram tiene acuerdos con el Leicester City y el PSV Eindhoven. Por su parte, el equipo del que procede Teerasil, el Muangthong United, es el que más redes ha propiciado, firmando convenios con equipos de todo el mundo, entre los que destacan el Atlético de Madrid, el Besiktas o el Internacional de Porto Alegre. La idea es conseguir la profesionalización del fútbol aprendiendo de las infraestructuras y organización de clubes consolidados. A cambio, el club padrino recibe una aportación económica y el derecho de poder probar al jugador que destaque en los clubes apadrinados. Una especie de relación vasallesca en la que ambos equipos salen ganando.

En este contexto se ha movido la carrera del delantero tailandés. Primero fichó por el Manchester City (en su día presidido por un compatriota) en 2008 para no jugar ni un solo partido, el año pasado estuvo a prueba en el Atlético de Madrid, y la tercera oportunidad, ¿la vencida?, le llega ahora en el Almería.

Teerasil Dangda celebra gol con el Muangthong United

Teerasil Dangda celebra un gol con el Muangthong United

Teerasil llega al levante andaluz con la vitola de joya del fútbol tailandés. Seguramente le será difícil olvidar el impacto mediático que causa en su país, donde es el favorito de aficionados y anunciantes. Un delantero con remate, velocidad e inteligencia en las áreas. Lo más parecido a Raúl González que ha dado el fútbol asiático en décadas. Es el capitán de la modesta selección tailandesa, cuyo mayor logro es haber quedado terceros en una Copa de Asia hace más de 40 años. Ya ni dominan el sudeste asiático, cetro que se disputa en la Copa ASEAN o antigua Copa del Tigre, pues se han visto superados en los últimos años por la emergente Singapur. No fueron capaces de clasificarse para la última Copa de Asia, de 2011, y nunca han disputado un Mundial.

En las eliminatorias para Brasil 2014 eliminaron en segunda ronda a Palestina, pero sólo pudieron ser últimos en un difícil grupo junto a Arabia Saudí, Omán y Australia, a la postre clasificada. Eso sí, pueden presumir de haber empatado contra los saudíes y vencido a Omán, con gol del propio Teerasil.

Las opciones de que en un futuro la Selección Tailandesa o elefantes de guerra dispute un gran torneo internacional son escasas, aunque si existen, pasan por la figura de este hábil delantero que comienza aventura en Almería. El fútbol no tiene fronteras y eso lo sabe Teerasil Dangda. Cuando el interés por su origen exótico acabe, sólo quedará el jugador, y su fútbol, lo más difícil. Mucha suerte, Teerasil, o como se diría en tailandés, ขอให้สมหวังทุกอย่าง.

Sobre El Autor

Director del Podcast "Desde la Medular" y Redactor

Un todoterreno de la comunicación: radio, prensa, community manager, cortometrajes, guionista... Si falta algo no os preocupéis, aprendo rápido. El deporte rey es mi pasión, sobre todo si se trata de partidos rebuscados, Zimbawe-Swazilandia, etc.

Artículos Relacionados