Pasito a pasito. Intercalando lucha, constancia, sacrificio, confianza, ilusión formando el ritmo adecuado para acabar logrando lo soñado. Todo ello con un elemento innato en su escudo y sus colores: el no rendirse nunca.

Y es que el Atlético de Madrid se proclamó por primera vez en su historia campeón de la Liga Iberdrola. Lo hizo siendo el único equipo invicto, acabando la temporada con un balance de 24 victorias y seis empates en los 30 en encuentros  y un total de 78 puntos.

Las rojiblancas que han sido líderes durante gran parte de la temporada, han mantenido la regularidad necesaria para alzarse con el ansiado título. En la recta final, mantuvieron un pulso con el Barcelona que acabó decantándose en la penúltima jornada, cuando sacaron un valiosísimo empate en casa de las azulgranas (1-1), que les devolvía el liderato a pesar de estar empatados a puntos gracias al gol-average favorable conseguido en el partido de ida cuando vencieron 2-1 en el Calderón.

Con todo a favor, no podían fallar en el último encuentro y no lo hicieron. Ante 3000 personas que llenaron las gradas del Cerro del Espino, vencieron 2-1 a la Real Sociedad a la vez que iban conociendo la derrota del Barcelona en el campo del Levante. Con este título, el próximo año se estrenarán en la máxima competición europea, la Champions.

Pasillo atlético

Las jugadoras, recibiendo el pasillo

Y es que las culés necesitaban dos requisitos para ser campeonas. Primero vencer a las ‘granotas’ y esperar un empate o derrota de las colchoneras. No se cumplió ninguna de las premisas y Xavi Llorens  no podrá cerrar su etapa en el banquillo con un doblete, a pesar de la gran actuación cosechada en la Champions llegando a unas semifinales históricas.

Gran parte del éxito atlético radica en el entrenador, Ángel Villacampa, que llegó al banquillo en enero de 2016 y que en año y medio ha conseguido los dos primeros títulos para la sección. La pasada temporada la Copa de la Reina y este año la Liga a falta de disputarse nuevamente la Copa, que lo hará a partir de la próxima semana. Un hombre que ha sabido cohesionar un bloque compacto, serio en defensa, mediocampo equilibrado y con delantera de auténtico peligro.

Al día siguiente, en el último encuentro en el Vicente Calderón, la plantilla recibió el homenaje de la afición, con pasillo incluido por parte de los hombres del ‘Cholo’ Simeone y pisaron por última vez un estadio en el que este año han disputado algunos encuentros.

Sobre El Autor

Redactora, experta en fútbol femenino

De pequeña me despertaba el himno del Barça que se colaba por mi ventana y me dormía cansada de darle patadas al balón mientras imaginaba un futbol femenino de repercusión. Y como #SoñarEnGrande me gusta, aquí estamos para dar un empujoncito. Culé de nacimiento, viviendo el deporte con pasión.

Artículos Relacionados