Enero de 2015. El inicio del año con la derrota en Anoeta da paso a una racha en la que el Barça gana 7 partidos, anotando 26 goles y encajando solo 4. Tres partidos ante Atlético de Madrid y Elche, y otro más ante el Deportivo. Acaba el año consiguiendo el segundo Triplete, la Supercopa de Europa y el Mundialito de Clubs.

Enero de 2016. El Barça inicia el año con un empate sin goles en casa del Espanyol. Luego, 8 victorias consecutivas. 25 goles a favor y 5 en contra. Tres partidos ante el Athletic, dos más contra el Espanyol, y uno contra el Málaga, Granada y Atlético de Madrid. Finaliza el año llevándose un Doblete y la Supercopa de España.

Enero de 2017. Parece que la historia se repite. El Barça inició este mes con una derrota en San Mamés, continuó con el empate en Villarreal que dio paso a una racha de 5 victorias consecutivas. Primero el Athletic en el Camp Nou, luego Las Palmas, la Real por dos veces y el Eibar. 20 goles a su favor por 6 en contra. Y aún falta el partido de mañana ante el Betis. Ojalá el año acabe tan exitosamente como los dos anteriores y es que tomando como referencia los meses de enero del Barça hay motivos para creer en ello.

Parece que Luis Enrique se ha especializado en armar un equipo listo para competir al más alto nivel en los primeros meses del año, cuando los títulos importantes comienzan a perfilarse. Los titubeos quedan atrás a partir de enero, el juego fluye y los aficionados culés, que tanto dudaban hace apenas un par de meses, vuelven a sonreír y a creer en las posibilidades de lograr otro año histórico.

Suárez,Denis,Neymar y Messi celebran gol

El equipo se ha estabilizado y comienza a alcanzar velocidad de crucero. En los últimos partidos se le ha visto constante, uniforme, sin sufrir perturbación alguna, con la seguridad que da ver a Messi hacer sencillo lo difícil con apenas esfuerzo. Suárez vuelve a luchar y mantiene su instinto de killer. Neymar vuelve a apuntarse goles. A pesar de las bajas importantes de Iniesta y Busquets, se ha recuperado la fiabilidad en el centro del campo. Denis da muestra de la magia que puede aportar. Y atrás la seguridad y fortaleza de Umtiti ha sustituido las dudas que provoca Mascherano. Incluso parece que se puede recuperar a Aleix Vidal, quien va dejando buenos detalles cada vez que pisa el césped.

Y por último, y opino que factor clave en esta recuperación, es ver como la Felizidane hace aguas. Lo que parecía que iba a ser un año blanco, puede que se convierta en un año en blanco. Los 40 partidos imbatidos quedan ya muy lejos. Un récord que ha servido para que el equipo de Florentino sea líder a solo un punto del segundo (con un partido menos, eso sí), se haya clasificado segundo en Champions con el peligro de jugar la vuelta fuera de casa, y sea eliminado de la Copa por un Celta con un presupuesto 8 veces menor y ante el que fue incapaz de ir ni una vez por delante del marcador en 180 minutos.

Las vueltas que da la vida, pero solo estamos en enero.

Sobre El Autor

Nací en Barcelona y pronto adopté como ídolo a Maradona, el mejor. Más tarde conocí la clase de Van Basten, la magia de Romario, la elegancia de Zidane, volví a ilusionarme con Ronaldinho y me siento afortunado por haber visto jugar a Messi. Estilo y fantasía, así me gusta el fútbol.

Artículos Relacionados