¿Y después qué? Esa es la eterna pregunta que muchos cracks del fútbol se hacen día a día en sus carreras. En ello, juega un papel muy importante la cabeza del futbolista, y en concreto, lo bien amueblada que esté. Hoy en día, desde los 15 años se mima a los futbolistas de manera exagerada. Si juegas en la cantera de tu tierra, como mínimo tendrás un sueldo a la altura de un trabajador normal y facilidades educativas. Si te convocan con alguna selección inferior, el pastel aumenta. Pero si te ha fichado un grande, quizás por el precio de un jugador consagrado, puede que con la operación soluciones la vida de toda tu familia. Y si no, que se lo digan a los ojeadores de la Masia, habituales a la hora de encontrarles trabajo a los padres de la criatura.

La educación y mentalidad que tiene el deportista es esencial para que no caiga, como muchos, en las redes de lo extradeportivo. En plena cresta de la ola es difícil vislumbrar cómo pueden marcar tu vida apenas veinte años de sacrificio. Las carreras son cortas, pero con un día a día tan agotador, las tentaciones se multiplican. En la sociedad de la hipermediatización en la cual vivimos, un futbolista se enfrenta día a día a actos promocionales, entrevistas, interacciones en redes sociales… Es muy difícil dedicarse a la pelota con todo lo que rodea a nuestro fútbol. Y entonces vi la foto de Adriano.

Adriano Leite (17/02/1982), el emperador. Pocos contaban con la potencia de un jugador que parecía tener gol para rato. Por fin encontraba Brasil al nueve que sucediera a Ronaldo y Romario. Por desgracia, la canarinha aún sigue buscándolo, después de pasar por el casting jugadores como Hulk, Fred, Luis Fabiano o más recientemente Roberto Firmino. La calidad que posee en la mediapunta no encuentra reflejo en un delantero como era Adriano. Pero ahí lo que fallaba no era músculo, sino cabeza.

Futbolista Adriano Leite sale de favela escoltado por la Policía

Adriano Leite, antaño gran futbolista, sale de una favela escoltado por la Policía

Dicen que se perdió en la noche milanesa, sobre todo en el alcohol y las drogas. Tras idas y venidas de Brasil a Italia, acabó colgando las botas en Miami. Una pena, porque está última aventura demuestra su amor por el fútbol, aunque no por encima de todo. La noticia llegaba esta semana con una fotografía que lo relaciona a un narcotraficante. Indignado ha amenazado con denunciar a los periodistas. Aunque lo que casi nadie niega es que se encuentra recluido en una favela dilapidando los restos de la fortuna que ganó en el Inter de Milán.

Y claro, cuando lo comparas con el pequeño MozartPavel Nedved (30/08/1972) está considerado como una de las mejores zurdas de los últimos tiempos. Como ya hiciera Walter Pandiani en sus últimas coletazos de Villarreal, el interior izquierdo quiere retirarse a la vera de su hijo. Fichaje de relumbrón para el Skalná, que deambula en la séptima división checa. Y más si tenemos en cuenta que llevaba ocho años retirado y forma parte del consejo de administración de la Juventus. Pero claro, Nedved no tiene el perfil de Adriano, aunque se enfrentaran en más de una ocasión.

Para jugar más de 30 partidos en trece temporadas seguidas de Serie A, hay que ser un crack, pero también hay que cuidarse. De momento, el nivel que pueda dar el mítico futbolista checo es una incógnita. De lo que estamos seguros es que más de uno pisará por primera vez el estadio de este modesto club este año. Pavel Nedved jugando con 45 años puede ser un espectáculo. Éste si supo qué hacer después, muchos deberían seguir su ejemplo y no protagonizar escenas como la de Adriano.

Sobre El Autor

Director del Podcast "Desde la Medular" y Redactor

Un todoterreno de la comunicación: radio, prensa, community manager, cortometrajes, guionista… Si falta algo no os preocupéis, aprendo rápido. El deporte rey es mi pasión, sobre todo si se trata de partidos rebuscados, Zimbawe-Swazilandia, etc.

Artículos Relacionados